“Un trabajo de autoestima con cuidado personal”, Diana Santaguiliana

Fecha

, Entrevistas

Por Camila Hermida Foto Fuente externa 

Roomies es un espacio de belleza y aprendizaje para los más pequeños, creado por dos venezolanas preocupadas por los valores inculcados en los niños del país. En este salón y spa reciben niñas entre 2 a 15 años.  También tienen talleres y tardes divertidas para los niños.

Diana Santaguiliana y Lausanghela Swazemberg, son las creadoras de este centro estético y educativo donde su principal misión es educar al futuro de la sociedad dominicana. Mediante juegos y talleres, enseñan sobre el cuidado de la higiene personal mientras disfrutan de un spa.

“No queremos que vengan, se diviertan y ya. Queremos que aprendan algo.”

 

Mientras los pequeños disfrutan de las atenciones de los profesionales de la estética y la belleza, Diana y Lausanghela se preocupan de su bienestar interior, por lo que utilizan una música y un lenguaje apropiado para ellos, y alteran los manicures, pedicures, lavados y secados de cabeza con los juegos para desarrollar la educación psicoemocional y reforzar la autoestima.

¿De dónde se les ocurrió esta idea?

Diana Santaguiliana (D): Es una cuestión cultural. En Venezuela es normal llevar a su hija al salón, y que les guste la coquetería. Es importante involucrarlas en esos temas desde que son muy pequeñas. Nuestro llamado de alerta fue cuando pensamos, ¿de qué manera la estamos involucrando? Para que no se enfoque sólo en el tema de vanidad o de belleza, sino que sirva la belleza con el cuidado, ya que con el cuidado viene el bien estar y la salud. Es un trabajo de autoestima con cuidado personal.

Lausanghela Swazemberg (L): En Venezuela existen dos tipos de salones de belleza; el de adultos y el de niñas. Al salón de los adultos no van las niñas por muchos motivos, pero el principal es la higiene. En los salones de adultos hay bacterias, caspas, y hongos, y los niños están expuestos a estas enfermedades. Generalmente en los salones no se esterilicen los cepillos, y esto es peligroso para las niñas porque son factores que se contagian de inmediato. Aparte de la higiene, en los salones de adultos las conversaciones no son apropiadas para niños.

¿Y cómo cuidan estos aspectos en Roomies?

L: Nuestro personal está educado para cuidar a las niñas. Nos cuidamos del lenguaje y el tono apropiado, del género de música que escuchen sea popular (cero dembow, cero reggaetón) y del respeto. Por esto tenemos un control en las citas, porque si viene una niña de 15 años, intentamos que la de cinco años no esté al mismo tiempo. Cuidamos mucho que el ambiente sea apropiado para las niñas, y los padres se sienten muy confiados, porque tenemos un gran nivel de seguridad dentro del spa.

¿Tienen este mismo concepto en Venezuela?

D: Sí, en Venezuela tenemos uno, y este concepto lo trajimos hace dos años. No es Roomies, se llama Teen Fashion Spa. Es un spa solo para chicas, totalmente rosado. Luego de eso surgió la pregunta de, ¿qué hacemos con los chicos?, porque las madres nos decían que no se podían hacer cumpleaños porque la niña tenía hermanos, primitos y amiguitos en el colegio, y al ser un salón solamente rosado al niño no le agradaba la situación. Por esto cambiamos de concepto y creamos Roomies, que combina aprendizaje y los servicios.

¿Cómo realizaron el programa de actividades educativas?

D: Después de unas reuniones que tuvimos con psicopedagogos, psicólogos y especialistas en el área educativa, supimos que está científicamente comprobado que los niños aprenden mejor jugando. Por esto trabajamos muchos proyectos con diferentes temáticas que los involucran.

En el spa, ¿Qué actividades de aprendizaje realizan?

L: Las chicas entienden por qué se hacen su peinado o su manicure, y lo importante es que aprendan desde pequeñas la importancia de la higiene personal. Cómo deben cuidarse, cómo deben tratarse, y la importancia de reforzar su feminidad, más no vanidad. Por igual, alentamos a la autonomía, ya que ellas mismas eligen sus peinados de un catálogo de 200 opciones, asi como el diseño de unas con un ejemplar de 400 tipos de caricaturas.

¿Cómo aceptaron los padres el nuevo concepto?

L: Les fascina, les encanta. Sobre todo la importancia que tiene el enfoque educativo en todo esto, y en el entretenimiento. Lo sienten más fresco, por supuesto con respecto de que entiendan que para nosotros también es importante el reforzamiento de los valores en los niños y en la sociedad.

¿Cómo son las citas personalizadas en Roomies?

D: Roomies ofrece tres servicios, y en cada servicio fusiona el aprendizaje. El primero es el Spa, que funciona como un salón, con especialidad en los masajes. Cada una de nuestras técnicas está focalizada en el tratamiento de la niña, que es diferente a la de un adulto. En el paso de manicure y pedicure es pensando en las niñas. Por eso utilizamos la técnica de nail art, que es cuando le hacemos un diseño artístico en sus uñas porque nosotros identificamos la importancia de que la niña entienda por qué tiene que cuidarse las uñas pero bajo unos muñequitos.

L: Así lo hacemos en su forma y en su ambiente. Si nosotros la pintamos como un adulto va a sentir que la sacamos de su edad.  Mientras les hacemos las uñas les explicamos cómo deben cuidárselas, por qué, por qué no pueden comérselas, y demás aspectos de la higiene.

D: Luego pasamos a la técnica del peinado, y mientras están siendo peinadas van desarrollando una pequeña terapia lúdica (como la pintura), en la que expresas sus sentimientos, y cuando menos se lo esperan ya están listas y peinadas. Una vez terminado el proceso, analizamos su pintura, y si entendemos que tenemos que hablar algo con los padres entonces nos acercamos.

¿También realizan dinámicas de aprendizaje en los cumpleaños?

D: En los cumpleaños nosotros mezclamos ciertas dinámicas del desarrollo del trabajo en equipo e integración. Es un proceso de educación-diversión, para apartarlos de la tecnología un rato. A los niños les quitas el teléfono y te agarran el iPad, o la computadora, y al final te das cuenta y están todo el día en la tecnología. Es un momento para que ellos salgan de ese mundo y entren al real.                                   

¿Han visto cambios en el comportamiento de las niñas que vienen a menudo?

D: Totalmente, se ve una evolución. Se ve una apertura y una libertad. El primer día están un poco cerradas porque es una dinámica totalmente diferente para ellas, incluso hay padres que las traen obligadas porque a las niñas no les gusta lavarse el cabello u otro cuidado personal. Cuando la niña viene y todo esto es nuevo para ella, se cierra. Por esto comenzamos con el masaje para que se puedan soltar. Pero cuando regresan, llegan corriendo y emocionadas.

L: Niñas que se comían las uñas, fijan como una meta el querer volver y hacerse diseños, y eso la incentiva a que cambien el mal hábito.

 

  • Roomies tambien realiza talleres didácticos, con un especialista de Meta Training, que es la educación bajo experiencias de metáforas y juegos.
  • A partir de octubre tendrán talleres de la educación financiera para niños entre 8 y 10 años, y el llamado “Superhéroes” para reforzar los valores y el trabajo en equipo, bajo esta temática.
  • Están ubicados en el primer nivel de Sebelen Bowling Center, donde puedes reservar para citas y cumpleaños temáticos.
  • Búscalos en las redes sociales como @RoomiesRD.