El relevo de Pé y J. Lo ya está aquí; ellas son el nuevo “latin power”

Fecha

, Famosos

Por Carlos Megía para El País / Fotos: El País (Sony Pictures, Getty Cordon Press) y Shutterstock

“Siento que mi responsabilidad es defender a los inmigrantes. Voy a alzarme en nombre de los hispanos y de su cultura”. Camila Cabello, aún con 19 años en el momento de estas declaraciones, se refería así a la polémica sobre la pátina racista que acompañaba al proceso de elecciones en Estados Unidos y a su posterior vencedor, Donald Trump. La pregunta la formuló Lena Dunham, responsable de la serie Girls, en su podcast Women of the hour. Una joven aspirante a estrella del pop, recién salida de una girl band de éxito, no es a priori el perfil arquetípico de un programa que presume del elitismo intelectual, social o activista de sus invitados. Pero la Dunham, otra vez, sabía algo que el resto de nosotros ignorábamos. Que la exintegrante del grupo Fifth Harmony, además de registrar centenares de millones de reproducciones con éxitos como Crying in the club, tenía algo que decir. Y no solo clavando las notas. Camila Cabello, nacida en La Habana y criada en México, emigraría después hasta Miami junto a sus padres. Ella tenía 7 años y creía que iba a Disneylandia. Ahora es toda una realidad en una industria musical dominada por apellidos de origen hispano (López, Grande, Gómez, Lovato). El nuevo latin power también se hace notar en Hollywood y actrices como Eiza González o Ana de Armas ya protagonizan algunas de las producciones más ambiciosas de la meca del cine. Así toman el relevo.

Ana de Armas y Eiza González.

El pasado diciembre Cabello anunció que dejaba Fifth Harmony. Para los menos puestos en esta materia, algo así como el One Direction femenino, ya que sus cinco componentes también fueron unidas por obra y gracia de Simon Cowell en el programa de televisión The X Factor. La cantante tenía quince años en la audición y durante el último lustro ha liderado la composición, brillando por encima de sus compañeras en el aspecto vocal y social. Su denuncia de la hipersexualización de la imagen de sus integrantes copó los titulares de varias cabeceras. “Lo más fácil sería cerrar la boca, cantar las canciones, vestirme y seguir como siempre.Estábamos en la cima de nuestra carrera. Esta no es la apuesta fácil”, dijo en una entrevista tras anunciar una trayectoria en solitario que sonaba tan obligada como la de Justin Timberlake, Beyoncé o Robbie Williams. Respondió a las expectativas convirtiéndose en la cantante salida de un grupo femenino con mejor debut como solista en la historia de la lista Billboard.

En este tiempo ha colaborado con artistas como Major Lazer, Shawn Mendes y el dúo J. Balvin y Pitbull en el hit veraniego Hey Ma! y ha pisado en dos ocasiones el plató del influyente show de Jimmy Fallon. Su papel activista, palpable en su cuenta de Instagram con referencias a los recientes atentados de Barcelona, la manifestación racista de Charlottesville o la defensa de los derechos de la comunidad LGTB, fue reconocido por la revista Time al designarla como una de las 30 jóvenes más influyentes del mundoThe Hurting, The Healing, The Loving, su primer disco en solitario, verá la luz este septiembre con fuertes influencias de su herencia latina, como demuestra el título de su último single: Havana.

Camila Cabello fue una de las grandes protagonistas de los premios Kids´s Choice.

Camila Cabello no es la única habanera ilustre que ha conquistado Norteamérica por asalto. En apenas tres años, Ana de Armas, una vieja conocida de nuestro país gracias a la serie El internado, pasó de protagonizar la comedia romántica Por un puñado de besos junto a Martiño Rivas a dar vida a Joi, el interés romántico de Ryan Gosling en la esperadísima Blade Runner 2049. Sin hacer ruido, la intérprete se ha hecho un hueco en la industria gracias a los roles en Hands of Stone y Juego de Armas, que le valieron la inclusión en la lista de ‘10 actores a seguir’, publicada por la revista especializada Variety. Otros nombres del índice eran los de Alden Ehrenreich (el nuevo Han Solo), Riz Ahmed (The Night Of) o el reciente ganador del Oscar, Mahershala Ali (Moonlight).

Ana de Armas, como Joi, en la esperadísima ‘Blade Runner 2049’.

No sería de extrañar que un reconocimiento pudiera recaer este 2017 en la mexicana Eiza González. Ella protagoniza una de las películas más alabadas del verano, Baby Driver, en la que interpreta a Darling, una sexy atracadora de bancos clave en la trama. Con 27 años, la que fuera reina de las telenovelas, aterrizó primero en la televisión norteamericana tomando el testigo de otra paisana ilustre, Salma Hayek, en la adaptación catódica de Abierto hasta el amanecer. El responsable de la misma, Robert Rodriguez (Sin City), fue quién se la recomendó a Edgar Wright para aparecer en el filme protagonizado por Ansel Engort y Kevin Spacey.

Hija de la modelo Glenda Reyna, su estilo ha conquistado a la edición estadounidense de la revista Vogue, que no ha dudado en analizar sus apariciones durante el tour de presentación del filme. Al contrario de lo que pueda parecer, su explosivo y arquetípico atractivo no ha sido una ventaja para ser tomada en serio en Hollywood. Según confesó en la revista Interview, en su primera audición yankee el director de casting detuvo la prueba, alegando que probablemente “encontraría trabajo solo por ser guapa”. “Me enfadó tanto que me prometí que jamás volvería a escuchar eso de nuevo. Trabajo cada día para no caer en esos estereotipos”. Sus próximos proyectos son tanto o más estimulantes que Baby Driver: el regreso al largo de Robert Zemeckis, aún sin título pero con Steve Carell y Diane Kruger en el reparto, y el reencuentro con su prescriptor de cabecera, Robert Rodriguez.

Eiza González y Jon Hamm, unos atípicos Bonnie & Clyde en ‘Baby Driver’.

Eiza González forma parte del elenco de Alita: Battle Angel, film basado en el manga cyber punk de culto. Después de que James Cameron intentara durante años dirigir la adaptación cinematográfica, el cineasta texano llevará por fin a la gran pantalla esta historia de cyborgsguerreras que promete ser toda una exhibición de poder latino. Junto a González, en el equipo artístico también encontramos a Michelle Rodriguez (Fast & Furious) y Rosa Salazar, que dará vida a Alita, la protagonista. Salazar, actriz canadiense de ascendencia peruana, es otra de las actrices jóvenes de talento curtido en series como American Horror StoryParenthood y Man Seeking Woman y el filme distópico El corredor del laberinto. Ella, junto a Camila Cabello, Ana de Armas, Eiza González u otros talentos ya confirmados de la industria hollywoodiense como Gina Rodríguez (Jane The Virgin), son la prueba que no hay muro que detenga a los hispanos de abrirse camino en la cultura pop.

Camila Cabello y Eiza González.