Detrás del set

Fecha

, Entrevistas

Talentos Cheddy GarcíaNashla Bogaert Fotografía Yael Duval Dirección de arte y estilismo Enyer Díaz Entrevista Airam Toribio Maquillaje Bryan Santana (Cheddy) y Zoranlly Flores (Nashla) Peinado Nadiel Beltrán Asistente de fotografía Marcelino Marte Locación y utilería @LaPiezaRD Popcorn gigante Alter Ego Vestuario Cheddy Sayonara Store Vestuario Nashla Runway Store Accesorios Elize Calzado Laulet

34

Cheddy García

Es imposible estar con ella en un mismo espacio y no reír. También es imposible no aprender, es imposible no amar la vida. Creeríamos que su historia es una comedia por lo que vemos de ella en las redes. Pero tajantemente ella nos responde con un “No”.  “Crecí en una tragedia, en un hogar disfuncional. Mi proceso de crecimiento como artista también fue de mucho sufrimiento, lo que me convirtió en un ser de resistencia, un ser resiliente”.

Cuando pienso en ella automáticamente me remonto a su póster de Pandora hace varios años. Personificaba a La Lupe, y aunque el parecido logrado fue increíble, lo que más me llamó la atención fue la audacia e integridad de sus respuestas. Esta segunda vez, me comprobó que no se trató de algo de una ocasión. Detrás de la mujer que hace reír, hay una mujer audaz, agradecida y consciente de que el éxito a veces se construye entre lágrimas y muchas puertas cerradas, y no necesariamente risas.

“Aprendí a armar mis pedazos a pura risa y a sanar mis heridas para darle paso a la mujer feliz y realizada que soy hoy”

Eres una de las dominicanas con más seguidores en redes, ¿sientes mayor compromiso con la sociedad por ello? ¿Qué piensas de las redes sociales? Sí siento mayor compromiso, y considero  que lo estoy asumiendo, llevando  humor  a mis seguidores y realizando mi labor social. Esto me satisface grandemente porque puedo  ayudar a los más vulnerables con mi campaña de aceptación y empoderamiento. También llevando mi charla “Si yo pude… tu también” a muchas comunidades y  visitando cada mes las cárceles del país.

Creo que las redes sociales tienen una dinámica de cercanía con nuestros fans, de hermandad y muestra de cariño,  pero al mismo tiempo es un medio  que ha desarrollado la cultura del odio, la  agresividad verbal, la falta de respeto y la venta descarada del morbo sin que esto tenga ningún filtro.

35¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Nashla en Todas las mujeres son iguales? Fue muy agradable. Nashla es una mujer admirable y una actriz maravillosa. Logramos tener una empatía hermosa y un respeto mutuo.

Háblanos de Pachy, tu personaje en la película. Pachy es la típica ama de casa entregada a sus hijos y a su esposo, pero en el proceso de reencontrarse conoce a tres amigas que la  motivan en esa búsqueda hacia su bienestar, su libertad y amor propio.

¿En qué aspectos entiendes que las mujeres somos iguales? Bueno, después de Dios somos el único ser capaz de dar vida. Las mujeres nos parecemos en el alto grado de percepción y persuasión, en  que todas queremos un príncipe, aún estemos rodeadas de sapos. Somos reiterativas en dar oportunidades a los hombres, nos derretimos con un hombre de buen hablar, y nos convertimos en malas después de muchos intentos siendo buenas.

Desde hace varios años, RD ocupa los primeros lugares en tasa de feminicidios en América Latina y el Caribe. ¿Qué entiendes no estamos haciendo bien para mejorar este aspecto? No estamos educando a los hombres como reales caballeros y protectores de la mujer. Se necesita empoderarla, porque muchas veces la sociedad y nosotras mismas somos parte de este problema, cuando aceptamos ser objetos sexuales o de pertenencia para el hombre. Esto se promueve a través de todos los medios, música, videos, lenguaje sexista, incrementación del machismo, y una educación desigual donde se aúpa al hombre y se le da autonomía para ser el gestor, de ese mismo abuso.

¿Has sido tú víctima de comentarios sexistas o misoginia? Claro que sí, pero no permito que nadie me ponga límites por el hecho de ser mujer. Los hombres que hacen eso están mostrando su inseguridad.

37

Nashla Bogaert

En Pandora hemos tenido el privilegio de trabajar con Nashla en varias ocasiones, lo que la joven actriz y comunicadora ha logrado mantenerse vigente a través del tiempo. La hemos visto en la pantalla o sobre las tablas, pero definitivamente tiene un vínculo muy fuerte con el Séptimo Arte, tanto así que pareciera que viene impregnado en su alma. Nashla se mantiene imparable, siempre trabajando y optimista. “Mi aspiración personal con el cine es romper las fronteras y viajar con nuestras historias, y eso se está logrando”, nos dijo.

Esta ocasión es especial, se trata de una segunda parte de un filme, en la que además le tocó ser dirigida por su esposo, David Maler. Sobre ello y lo que traerá Yoli, su personaje en la película Todas las mujeres son iguales (estreno en cines el 31 de agosto), entre otros temas, nos habla a continuación.

“En RD se está haciendo un cine más arriesgado”

Eres el enlace que amarra la película Todos los hombres son iguales con Todas las mujeres son iguales, ¿sientes presión? No realmente. Me siento muy a gusto con el personaje de Yoli y contenta de seguir siendo parte de la secuela.

Esta es la segunda vez que David te dirige, ¿qué diferencia hay ahora? ¿Pelearon? La diferencia es que esta vez es comedia y en este género se le da más cuidado al timing de las escenas. Él supo manejar estas aguas con tanta destreza que en el set sentíamos a un director bastante cómodo y confiado.

Nunca peleamos, porque las diferencias que hemos tenido con el personaje y sus razones, se hablaron objetivamente con el ego a un lado. Sí te confieso que confío mucho en él. A veces no estoy segura de algunas cosas sobre la interpretación y me dejo llevar ciegamente por su dirección.

¿Qué podemos esperar de Yoly, a quien interpretas, en esta secuela?

Es la misma Yoli chispeante de siempre, sólo que en Todas las mujeres son iguales la gente podrá conocerla más de cerca.

¿Qué tienes para decir sobre quienes dicen que segundas partes nunca fueron buenas? Es que no considero Todas las mujeres son iguales como una segunda parte tradicional… puedes verla sin haber visto la primera y entenderla perfectamente.

¿Piensas que se está haciendo buen cine en el país? ¿Está recibiendo más apoyo? Mi aspiración personal con el cine es romper las fronteras y viajar con nuestras historias y eso se está logrando. Estamos haciendo un cine más arriesgado. Los productores y directores emergentes, y los ya establecidos, están realizando sus películas soñadas. Nuestro cine está viajando y a través de él nos están conociendo en otras partes del mundo. Nos está abriendo caminos.

Por supuesto que estamos recibiendo más apoyo y se puede ver en el desarrollo de nuestro cine estos últimos años.

36RD ha ocupado los últimos años los primeros lugares en feminicidios de Latinoamérica y el Caribe. Tú has sido víctima de comentarios sexistas que rayan en el machismo, ya sea haciendo referencia a tu corta cabellera o a tus pechos. ¿Alguna vez te afectaron? ¿Qué entiendes se puede hacer para cambiar las cifras? Aunque ambas conductas vienen del machismo y la falta de educación, es muy alarmante el número de feminicidios en el país. Me parece preocupante que a pesar de las múltiples campañas levantadas para proteger a la mujer, sigamos liderando esa lista. Es un tema serio de conciencia, empatía y educación.Tenemos tanto acceso a la información, a la comunicación de pensamientos más elevados que esos vicios sociales tan retrógradas. No hay excusas.

Sí, he sido foco para ataques sexistas. Si puedes estar en una red social significa que tienes acceso a información; piensa dos veces antes de escribir.

La pregunta ‘del millón’, ¿han pensado David y tú en ampliar la familia?

Claro. Siempre ha sido un sueño de ambos que en algún momento se nos dará.

¿Qué papel te gustaría interpretar que aún no has hecho?

Todas las increíbles historias de mujeres que están allá afuera y me faltan por vivir.

¿Somos las mujeres iguales?

Sí, en el “blanco” de los ojos.

 

 

38