Dáselo a leer a él: tratamientos capilares naturales

Fecha

, Tutoriales

Por Priscilla Aponte Fotos Shutterstock

Si te pesa comprar un producto para combatir ciertos males capilares, debes tener estas recetas caseras siempre a la vista… bueno, y a la cabeza.

Jengibre + aceite oliva

Crecimiento del cabello

El jengibre, utilizado desde hace mucho tiempo en la medicina ayurvédica, es un excelente tónico para el cuero cabelludo. No sólo fortalece la raíz del folículo sino que también mejora la circulación en toda el área, facilitando así la nutrición oportuna del cabello. Puedes usar una cucharadita de jengibre rallado mezclado con una cuchara sopera de aceite de oliva. Frótalo en el cuero cabelludo y déjalo al menos 25 minutos antes de lavarte el cabello de forma habitual. Puedes prolongar su efecto rociando un spray preparado con el agua hervida de esta raíz, antes del secado.

Zumo de limón + Aceite de sésamo

Para la caspa

Los alfahidroxiacidos (AHAs) contenidos en el limón son excelentes para regular el exceso de sebo y exfoliar el cuero cabelludo. Aunque algunas personas lo aplican directamente sobre el cuero cabelludo, éste puede tener un efecto astringente desfavorable en cabellos procesados.

Mezcla el zumo de 3 ó 4 limones con 2 ó 3 onzas de aceite de sésamo. Aplícalo en las zonas donde más aparece la molesta caspa, frotando suavemente contra el cuero cabelludo. Aclara con abundante agua, y prosigue con un shampoo limpiador, preferiblemente sin sal.

Cerveza sin alcohol + zumo de limón

Rizos perfectos

La cebada contiene importantes cantidades de lisina, un aminoácido que ayuda a controlar el frizz y fortalece el cabello. Si quieres rizos hidratados y perdurables, haz una infusión para aplicar a tu cabello antes de rizarlo, mezclando un litro de agua tibia con una cerveza 0% alcohol (si contiene alcohol te resecará la hebra) con el zumo de al menos un limón. Coloca la mezcla en atomizador y déjalo como leave-in.

Infusión de romero

Evita la caída

El romero es rico en vitaminas y minerales, tales como vitaminas B6, B2, A y C; hierro, magnesio, fósforo, zinc, calcio y otros antioxidantes. Además, funciona como un  excelente tónico energizante, fortaleciendo la hebra del cabello y estimulando su crecimiento.

Macera varios ramos de hojas de romero y mézclalas con agua bien caliente. Enfría. Luego, retira los restos de la maceración con un colador. Esta infusión puedes usarla como tónico antes del secado. Los resultados se verán con su uso continuo (después de 4 a 6 lavadas).

Una cucharada aceite coco + una taza leche de coco + una cucharada miel

Cabellos secos y desvitalizados

Mezcla estos ingredientes para una fórmula rica en emolientes; excelente para la reestructuración de la hebra. Así combatirás la sequedad y las puntas quebradizas, aportando hidratación y suavidad.