Cómo parecer una profesional del vino (y no serlo)

Fecha

, Gastronomía

Por: La Enoteca Foto: Yurok

¡Salud! Los profesionales estudian y conocen sobre la uva básicamente toda su vida. Sin embargo, hay claves que te ayudarán, por ejemplo, a elegir un buen vino en un restaurante. ¿Tienes una salida importante donde serás la anfitriona? ¿Recibirás invitados en tu casa para un día especial? Nos dimos a la tarea de facilitarte el proceso de aprendizaje con un curso básico de conocimiento vinícola.

El vino es un mundo en sí. Y eso es algo que miss Olivia Pope (personaje principal de la teleserie Scandal, interpretado por Kerry Washington), sabe. En varios capítulos vemos cómo se relaja con un buen vino acompañado de palomitas de maíz.

Inconscientemente, ser conocedora del vino puede ganarte puntos ante los demás, incluso, el simple hecho de cómo sostienes la copa puede denotar cuál es tu personalidad, de acuerdo a un estudio realizado por el Kings College en Londres. Así que toma nota y que comiencen los juegos del vino.

shutterstock_155598035

Primero, ¡a probar!

La degustación del vino es importante para disfrutarlo.  Existen cuatro pasos básicos para hacerlo:

Observa… La sombra del color y su opacidad. ¿Cómo se compara con otros vinos de la misma variedad? ¿Es más oscuro? Estas indirectas demostrarán si es intrépido, rico y viscoso. La intensidad de los colores o la falta de la misma te demostrarán si es un vino joven o maduro.

2 Olor. Identificar los olores hace que los sabores se degusten más fácil. Empieza por girar la copa para airear el vino y liberar sus aromas.

 

 

Gusto. Toma un sorbo y pásalo alrededor de tu boca para asegurarte de que recubres toda la lengua antes de tragar. Piensa en los sabores, las texturas y el cuerpo del vino. ¿Es agudo? ¿Hace que la lengua se sienta seca? ¿Los sabores coinciden con los olores de antes? ¿Puedes nombrar una fruta, mineral o una especia? ¿Tiene una quemadura de alcohol? Vuelve a olerlo después del primer sorbo para formular cualquier conclusión.

Disfrutar y… ¡repetir!

 

¿Cómo pedirlo en un restaurante?

Verificar la botella. Cuando el servidor te muestre la botella, es para que compruebes que se trata del vino que pediste. Si has seleccionado una botella muy vieja y fina, desearás examinar su condición, tal como su nivel de llenado, la etiqueta del importador, la hoja que cubre el corcho y la temperatura a la mano.

Inspeccionar el corcho. Éste te da una pista de lo que está sucediendo dentro. Inspecciónalo para determinar que está impreso con el mismo productor que aparece en la etiqueta. Además, observa si hay alguna filtración que va hasta el borde del corcho. Un vino todavía puede ser bueno si tiene filtración, pero también hay una posibilidad creciente de que podría estar defectuoso.

Aprobar la muestra. La aprobación de la muestra es simplemente para determinar si el vino está defectuoso. Hay tres maneras comunes para saber si lo está: sabor a corcho o cartón, si está oxidado o cocinado por la mala temperatura de guarda.

Remolinar el vino. El acto de remolino mejora su sabor de dos maneras. Por un lado, lo decanta y, en segundo lugar, recubre la copa con aromas. Hay dos estilos:

1. Social.Sosteniendo la copa en la base y removiendo circularmente

2.Swirl de la tabla.Con la copa pegada a una superficie plana.

* En espumosos no aplica.

Vinos en tendencia

Red Blends. Son vinos elaborados con dos o más cepas. Los Red Blends juegan a encontrar el mix perfecto entre las diferentes tipos de uvas, enlazando sabores, aromas y texturas para crear una experiencia deliciosa, seductora y sensual como ninguna otra.

Ménage à Trois  fue la primera bodega en hablar de blends y se le atribuye la creación de esta categoría:

  1. Ménage à Trois Midnight (mezcla de uvas Merlot, Petit Sirah, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot).
  2. Ménage à Trois Silk (mezcla de uvas Pinot Noir, Malbec y Petit Sirah).
  3. Ménage à Trois Red Blend (mezcla de uvas Zinfandel, Merlot y Cabernet Sauvignon).

 

Modernos. Cada vez más estamos viendo una revolución en las etiquetas de los vinos modernos. Más que diseños novedosos se convierten hasta en obras de arte. Un ejemplo de esto es la bodega española Casa Rojo (@CasaRojoRD). Se trata de un innovador proyecto enológico que se caracteriza por trabajar cada botella de vino como una obra maestra, atrayendo a una nueva generación de consumidores, que buscan una oferta diferente y atractiva en lo que normalmente es un sector clásico.

Un gusto adquirido. Una vez que vayas más allá del sabor, comenzarás a identificar sutilezas interesantes. Hay que tener en cuenta que la ampliación del paladar implica degustar una variedad de vinos, así que considera la posibilidad de unirte a un grupo. La Enoteca de Vinos S.A., por ejemplo, tiene su club de vinos (más en club@vinos.com.do). Allí, además de aprender, conocerás gente nueva y amante de esta bebida como tú.