7 cosas que no te enseñaron en la escuela del amor

Fecha

, Sexo y relaciones

Por Kirssy Lorenzo, coach internacional certificada

Nos enseñan Matemáticas, Ciencias Sociales y hasta Química… ¿por qué será que no imparten manejo de las emociones o del amor? Al final, también son enseñanzas que vamos a necesitar en nuestro día a día. Si piensas que en el amor, tus pretendientes o tu pareja hablan un idioma distinto, aquí siete puntos que te ayudarán a poner todo en perspectiva.
1 Hay cuatro formas de amor. Están asociadas directamente a las estrategias que desarrollamos como niños para obtener el amor y la aprobación de aquel padre o cuidador que más esfuerzo significó: baby love, amor por intercambio, amor incondicional, amor de mártir…

2 A descubrir sólo con mirarlo. Si su amor es del tipo baby love, es más probable que quiera una “madre” que una pareja. ¿Cómo detectarlo? Pregúntate si la relación gira en torno a lo que él/ella quiere hacer siempre, o si nunca está dispuesto a hacer algo que no le gusta. Y si lo que hace por ti es para su beneficio personal.

3 Que se parecen más de lo que crees. Aunque elijas parejas de apariencia diferente, de distintos países o profesiones, al final pertenecen al mismo eneatipo (en mi página kirssylorenzo.com puedes conocer los nueve tipos de pareja).Identificándolos por su conducta y aspectos innegables, podrás, sin siquiera darte un beso, reconocerlo para huir a tiempo, en caso de que su personalidad no sea conveniente para ti.

4 Que no todo el mundo es para todo el mundo. A menos que ambos estén comprometidos con que la relación funcione y busquen ayuda (más allá de las palabras y la buena intención), existen personalidades que no son compatibles unas con otras, donde la vida juntos simplemente es tortuosa. Que uno de los dos lo sepa y se lo diga al otro no es suficiente.

5 Superar una infidelidad es más difícil. Y no por el acto, sino por tu cerebro. Cuando tu pareja te ha sido infiel y decidiste dejarlo pasar y continuar, y ves que pasa el tiempo y no logras volver a amar como antes, es hora de buscar ayuda porque hay algo que no sabes y que tienes que cambiar en tu cerebro. Nuestro sistema límbico está diseñado para asignar emociones a las experiencias como una forma de protegernos de aquellas que nos ponen en riesgo. Como aquel niño a quien mordió un perro y como adulto aún le teme a dicho animal, así tu cerebro te “protege” de esa persona que amas. Con programación neurolingüística tu relación puede superar ese bache y avanzar.

6 Que una separación dolía tanto. Y no se trata de qué tan especial sea el otro, se trata nuevamente de tu cerebro, el cual hace que vivas una separación o rechazo de la misma manera en que un drogadicto se siente cuando pasa por la abstinencia a la cocaína, por ejemplo. Entender esto y otras técnicas clave, puede reducir radicalmente el periodo de dolor o duelo.

7 Que el desamor tiene un tiempo de caducidad. Está comprobado científicamente que es de aproximadamente seis meses. Un mayor lapso viene influenciado por aquello que has estado haciendo en ese período y la cadena de efectos de dichas acciones.

88%. DE ACUERDO A UN ESTUDIO CONDUCIDO POR PEW RESEARCH CENTER EN EE.UU., EN 2013, ESTE ES EL PORCENTAJE DE PAREJAS QUE DECIDEN CASARSE POR AMOR.