No te olvides de tus pies

Fecha

, Salud

Por Camila Santana Foto Shutterstock

A pesar de ser puntuales con nuestras pedicuras, a veces olvidamos que el cuidado de los pies es un asunto que debería tomarse en cuenta diariamente. Solo así podemos gozar de unos pies suaves, higiénicos y estéticos, y lo más importante mantenerlos saludables.

Si eres de las que prestas especial atención a su protección, este listado de tips para cuidar los pies te servirá como “check list”, así comprobarás si estas haciendo todo lo que necesitas hacer. Ahora bien, si en tu día a día no los tomas en consideración o si simplemente se te olvida hacerlo, este artículo es para ti.

Tras consultar lo que la Organización Panamericana de la Salud y la guía de cuidado de manos y pies de la clínica dermatológica de Canarias, Ivalia Dermis, afirma sobre el tema, te presentamos aquí un resumen de los aspectos más importantes a tomar en consideración.

 

Lávalos bien: Aunque parezca esté de más decirlo, es importante ser muy observadora con respecto a esto. Aunque que nos bañamos todos los días, varías veces al día, lavar nuestros pies amerita nuestro cuidado:

– Usa agua templada,shutterstock_319826612 ya que la exposición de los pies a temperaturas muy frías o muy calientes, afectan a la circulación de la sangre.

– Debes lavar el pie, no ponerlos en remojo o dejarlos mucho tiempo dentro del agua. Ambos métodos debilitan la la piel, haciéndolas propensas a infecciones.

– Evita las esponjas ásperas y los cepillos para frotarlos.

– El jabón es importante que sea de pH ácido. Si usas uno neutro o alcalino, cambiarás el pH normal de tu piel.

 

Sécalos bien: 

shutterstock_539073016

– De por sí, los pies están expuestos a la humedad diariamente por el uso de zapatos y calcetines. La humedad contribuye a la vida de microorganismos que pueden provocar infecciones, hongos  o verrugas. Si no secamos bien nuestros pies al salir de la ducha, estamos contribuyendo a que esto pueda suceder

– Utiliza una toalla suave de algodón que esté limpia.

– No olvides secar entre los dedos.

– Hazlo rozando tu piel con la toalla suavemente, no frotándolos.

 

Hidratación:

shutterstock_428463985 (1)

– No apliques crema entre los dedos. Es la zona más propensa a la humedad.

– Usa la crema hidratante en la planta del pie, torso del pié y en las piernas, hasta las rodillas. Humecta en mayor cantidad el talón del pie, puesto que es la zona más propensa a las grietas.

– Que la aplicación del humectante sea ligero y sin friccionar.

– Si tu piel es húmeda y transpira mucho, haz uso de talco desodorante o alcohol-éter para pie. Ambos deberían ser recomendado por un podólogo.

 

Sobre el calzado: El calzado es primordial, son los que nos acompañas en nuestro día a día, y no solo afecta a la apariencia y estética del pie, sino que influye en la salud del mismo. Como mujeres esta parte es una de las más difíciles, pues muchas veces nuestros zapatos favoritos no son los más cómodos o saludables. Cumple las siguientes recomendaciones lo más que puedas:

shutterstock_192144137

– No andes descalza.

– Opta por la comodidad. Utiliza zapatos que no aprieten demasiado ninguna zona del pie, que no te causen raspaduras, y que eviten que camines de manera fluida, eso te evitará posibles dolencias en los pies.

– Como la anchura de los pies va cambiando al pasar los años, es conveniente medir la tuya antes de comprar zapatos.

– La parte superior del zapato, en caso de que se cerrado, debe ser suave y flexible que permita que se amolde al pie.

– El tacón debe ser medio o bajo y la punta debe permitir el movimiento de los dedos.

– Opta por zapatos de peso ligero.

– Evita el uso de zapatos de plástico o de tiras entre los dedos.

– Evita usar zapatos demasiado holgados.

– Elige zapatos de materiales transpirables.

 

Las uñas también cuentan: Tomar estos pasos en cuenta te ayudarán a evitar infecciones.

shutterstock_587690849

– El mejor momento para cortarlas es luego del lavado de los pies. En este momento las uñas están blandas y son más fáciles de cortar.

– Haz uso de tijeras con punta redonda o de una lima de cartón.

– Córtalas en forma recta y alineadas a la punta de cada dedo.

– No las lleves ni muy largas ni muy cortas.

 

 

Otros tips: 

  • Evita ser muy sedentaria, el pie necesita el ejercicio.
  • No cortes tus juanetes o callos, tampoco utilices pomadas sin consultar tu podólogo.
  • En caso de cualquier lesión, acude a una revisión.
  • Usa medias limpias de lana o de algodón o hilo.