Detox: ¿Tan saludable como parece?

Fecha

, Salud

Por Victoria Scheker Foto Shutterstock

La dieta  detox (que se hace a base de zumo de frutas, vegetales, hierbas, entre otros ingredientes) no es novedad, sin embargo, dado el alto uso que le han dado las celebridades últimamente, de pronto es una de las tendencias más llamativas del mundo del fitness. Pero aunque todo lo que se utiliza es natural, dada la gran cantidad de químicos que se encuentran en nuestros alimentos, con el tiempo, nuestro cuerpo acumula esas sustancias que podrían intoxicarlo.

Giselle Escaño, nutricionista de Centro Escaño,  explica que el método de detox se basa en una alimentación muy baja en calorías o muy rica en proteínas y que normalmente se lleva a cabo entre cinco y siete días. Dice que “mantener el equilibrio en las comidas es un éxito rotundo porque permite mantener la capacidad del cuerpo activo y prescindir de dietas mágicas”.

Sin embargo, recomienda que siempre que se lleve a cabo algún tipo de proceso de esta índole, la persona busque apoyo profesional. “Una dieta detox puede producir intolerancias estomacales e intestinales. Podría ocasionar diarrea, baja de los niveles de potasio, déficit nutricional, fatiga, hipotensión, entre otras cosas. Por eso es importante iniciar con una evaluación profesional previa, para que se tomen en cuenta la condición física y clínica de la persona. Señala que fin de cuentas, no existe un solo alimento que cubra todas las necesidades del organismo, por lo que es importante consumir diariamente de todo un poco.

Cuando se hace de manera responsable y bajo supervisión de un especialista, propician un mayor aporte de energía, mejora el sistema inmune, la apariencia de la piel, moviliza el tracto gastrointestinal y aumenta el estado anímico, según señala la experta.

El nutricionista de Nutrimed, Richard Marine, en contraste, expone que la organización británica Sense About Science ha descrito algunas dietas de desintoxicación y productos comerciales como “una pérdida de tiempo y dinero”. Además, la British Dietetic Association llamó la idea “sin sentido” y “un mito del marketing”.

Marine explica que las toxinas del cuerpo generalmente permanecen indefinidas, con poca evidencia de acumulación en el paciente. “La ineficacia de la purga se generalizó en la década de 1830. En esos años la ciencia apoyaba la teoría de autointoxicación. Sin embargo, a la entrada del siglo XX, los enfoques basados en la desintoxicación desaparecieron prontamente. “La idea ha persistido en la imaginación popular y entre los practicantes de medicina alternativa”.

Contrasta a los defensores del detox con su opinión médica, señalando que aquellos a favor del detox se sustentan en la idea de que a través de la eliminación de las grasas  y el consumo único de agua y zumos, el cuerpo quema la grasa almacenada. A partir de esto, afirman que se manifiesta un cambio en el olor corporal  y esto apoya la noción de que tienen un efecto positivo.

Su opinión médica es que el cuerpo tiene mecanismos para deshacerse de las toxinas, y que por tanto, una dieta saludable es mejor para el cuerpo. Explica que un breve ayuno de un día cause daño, el prolongado es perjudicial y hasta fatal.

“La desintoxicación y los productos de limpieza del cuerpo han sido criticados por no tener base científica sólida, en particular su premisa de inexistentes toxinas y su apropiación del concepto médico legítimo de desintoxicación”. Cita a la Clínica Mayo, la cual dice que las toxinas normalmente no se especifican y hay poca o ninguna evidencia de acumulación tóxica en los pacientes tratados. Cita también a la British Dietetic Association: “la idea de la desintoxicación es una tontería. El cuerpo es un sistema bien desarrollado que tiene sus propios mecanismos para desintoxicar y eliminar los residuos y las toxinas”.