¿Cuánta agua necesitamos?

Fecha

, Salud

Por Leandro Sánchez Foto Shutterstock

Después del aire para respirar y el abrigo para no morir de frío, el agua es nuestra necesidad vital más importante. Sin ella, apenas sobrevivimos tres días. Ante su protagonismo en nuestras vidas, muchos se preguntan si es cierto aquello de que debemos tomar ocho vasos de agua al día para mantenernos hidratados.

Origen. En los años 40, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos recomendó tomar un mililitro de líquido por cada caloría consumida, que equivale a casi ocho vasos, para una dieta de 2.000 calorías. Pero la Academia fue clara en aconsejar que dicha cantidad pudiera provenir también del líquido que contienen los alimentos.

¿Perjudicial? Esta advertencia fue elaborada por médicos del Hospital King’s College de Londres, después de tratar a una mujer de 59 años que desarrolló hiponatremia (concentración de sodio en sangre por debajo de 135 mmol/L) tras ingerir copiosas cantidades de líquido para evitar una infección urinaria; le restringieron la ingestión de fluidos por las siguientes 24 horas, y la mujer se recuperó. En un caso anterior, una mujer falleció al hacer lo mismo mientras sufría gastroenteritis.

Variable… “Dado el malestar, una persona enferma tiende a no tomar mucha agua, por eso se deshidrata fácilmente”, explica Maryann Noronha, coautora de un estudio publicado en la revista BMJ Case Reports. Por eso, los médicos recomiendan tomar mucho líquido, lo que ha perpetuado el mito de que hace falta beber litros y litros de agua. Pero entonces, ¿cuánta debemos ingerir? Esto, dicen los autores del estudio, varía según el individuo. Pero lo importante, recalcan, es mantener el mismo nivel de consumo cuando estamos sanos que cuando estamos enfermos. O hasta un 50% más.

Plan de acción. En Inglaterra, el Sistema Nacional de Salud (SNS) sugiere entre seis a ocho vasos de fluidos al día (agua, té, café, bebidas frías o calientes…), aunque todo depende de factores como la dieta, el clima y el nivel de actividad física de cada individuo. Lo importante es mantener el cuerpo hidratado, sostienen.

Voz de alerta. Si estás tomando agua suficiente, tu orina debería ser de color amarillo claro. Si tomas poca, se torna muy oscura; y si estás bebiendo demasiado es de un color extremadamente pálido, sostienen los especialistas del SNS.