Tu mejor versión

Fecha

, Telegrama

¿Qué ves cuándo te miras al espejo? Quizá señalas el hecho de que tu nariz no sea tan fina como la de Nicole Kidman, o que quisieras tener los labios de Angelina Jolie, el guardarropa de una bloguera o la melena de Rapunzel. ¡No paramos de examinarnos viéndonos en el espejo de otros! Buscamos aceptación y aprobación propia por medio de las comparaciones. Yo he estado ahí. Vamos, muchas quisiéramos tener el cuerpazo de Sofía Vergara –y de paso un esposo como el de ella– pero tenemos lo que Dios nos dio y hay que trabajar con y en base a eso. Mejorar es posible, pero el camino hacia esta transformación se torna uno difícil de recorrer cuando las expectativas trazadas no van acorde a la realidad. ¿Cuál es el resultado? Bueno, estoy segura que no será el que esperabas. En las expectativas justamente está la infelicidad y la desmotivación. Si algo me queda de esta edición, es que para triunfar en materia de bienestar los cambios a plantearse no pueden ser drásticos, deben hacerse un paso a la vez. Los resultados inmediatos muchas veces se disipan al poco tiempo, mientras que los realizados de forma paulatina, pero sin perder el ritmo son más perdurables.

Con esta edición pretendemos que puedas justamente encontrar tu mejor versión, que cuando te vuelvas a mirar al espejo aplaudas tus virtudes y esfuerzos, que las comparaciones queden fuera de la ecuación.

Soy de las que piensa que cada día es válido para trazarte nuevas metas, para empezar otra vez, así que los comienzos de año me agradan sólo por una razón: el empuje y la adrenalina que nos dan esos primeros meses. ¡Apuesta a ti! Que este 2017, cada vez que te veas al espejo le sonrías a una versión mejorada de ti misma. ¡Propóntelo! Es posible, pero recuerda, un día a la vez y aceptando quien eres hoy.

 

@AiramToribio