Navidad con los niños

Fecha

, Familia

Por Jessica Bonifacio / El Caribe 

En diciembre llegan las vacaciones en escuelas y colegios, dándoles la oportunidad a los más pequeños de aprovechar al máximo las fiestas navideñas. Como estas celebraciones son las más esperadas e inolvidables para los niños, planifica actividades que puedas hacer con ellos durante tu tiempo libre. En primer lugar, es recomendable preguntarles qué les gustaría hacer o a qué lugar preferirían ir para compartir, y así determinar lo mejor para ellos, sin que interfieran tus preferencias. Con esto, descubres cuáles son las necesidades de tus niños y cuáles son sus actividades navideñas favoritas.

Por ejemplo, en caso de que les guste enviar y recibir felicitaciones como parte de la magia de la época, visita las tiendas con ellos para comprar tarjetas y obsequios, luego los reparten entre los seres queridos. También, ayúdales a armar murales o álbumes con símbolos de la temporada. Otra de las cosas que puedes hacer es enseñar y ayudar al infante a escribir postales para familiares y amigos, ya que las manualidades resultan ser sencillas y fomentan su imaginación y creatividad.

Para empezar a realizarlas, utiliza elementos que vayan acorde a estas fechas, como ramas secas y piñas de abetos, hasta hojas de tonos ocre y rojizo que pueden convertirse en auténticas obras de arte para las manualidades.

Si prefieres los materiales reciclados, con estos puedes crear un Santa Claus, muñecos de nieve, arbolitos, o simplemente utilizar lápices de colores para escribir mensajes y colorear. Esta tarea, además de emocionante, proporciona el desarrollo motriz, estimula la creatividad y mejora la capacidad de concentración de los niños.

Para la cena de Nochebuena involúcralos en la cocina, con lo que sentirán placer al elegir la receta y al reunir los ingredientes. La emoción de preparar las bandejas les dará una sensación festiva junto a toda la familia. Para los niños, condimentar es jugar, aprender, y así consigues educarlos sobre la alimentación.

Como los platos navideños son variados, déjalos que elijan el menú que quieren elaborar, aunque escojan preparar algo inusual ese día, como las papas fritas, porque al final terminarán encantados con las ensaladas y las carnes.

No olvides, como les gustan los dulces, coloca con ellos en las bandejas los caramelos, los turrones, polvorones, masmelos y frutos secos, típicos de estas fiestas.

Procura que ese día aprendan, compartan y disfruten contigo lo hermoso que trae la época. Fuera de casa, llévalos a parques y plazas para que aprecien la ornamentación que ofrece la ciudad. En cada uno de esos momentos, aprovecha la reunión familiar, la alegría de los niños y la decoración para tomar fotografías, en ellas podrá conseguir buenas poses y recordarlas para toda la vida.

Otras dinámicas

Los niños no tienen porqué aburrirse o estar fuera de las celebraciones navideñas. Pueden hacer labores muy entretenidas como dibujar y colorear.

Otra de las dinámicas que puedes compartir junto a los más pequeños es incluirlos en la colocación de adornos como estrellas, bolas, figuras, con lo que permanecerán distraídos durante horas.

De igual manera, impúlsalos a escribir la carta a los Reyes Magos; canta con ellos villancicos; lee y comenta en familia libros que les hagan reflexionar sobre el verdadero sentido de estas fiestas. Con cada uno de estos pasos, tus hijos te verán como un compañero y cómplice a la hora de decorar, cocinar platos, salir a los comercios y comprar e intercambiar regalos, visitar a los parientes y darles muestras de afecto.

Al final, verás cómo esto ayuda a estrechar vínculos afectivos, a fomentar la autonomía, la responsabilidad y la autoestima.

Disfraz
Escribe un guión sobre la historia de la Navidad, para que tus hijos junto a sus amigos la protagonicen y sientan el verdadero sentido de esta época.

Fotografía
Arma un álbum o mural con detalles familiares que recuerden cada momento vividos con tus hijos.