Ivana Gavrilovic

Fecha

, Póster

 

“Trabajo en el medio por negocio no por figureo”.

Por Patricia Crusset / Fotos Adolfo Florentino

Él -un visitante a nuestras oficinas- se quedó mirándola y ella le respondió con una voz profunda, “Saludos”… Él no supo cómo reaccionar, y continuó mirándola, tanto, que hasta tropezó y se cayó en las escaleras de la redacción… Así empezaba nuestro encuentro con Ivana Gavrilovic, y desde ese momento sabíamos que teníamos mucho de qué hablar con ella, la “rubia” que donde quiera que camina llama la atención.

Serbia de nacimiento y dominicana de corazón. Así se define Gavrilovic en su cuenta de Instagram. En nuestra conversación lo pudimos comprobar. También que no es la típica rubia. Por eso decidió ingresar a la radio antes que a la televisión. Tras 14 años viviendo en el país, Ivanna está más “aplatanada” que el moro de gandules en la cena del 24 de diciembre.

Decidida y extrovertida, en su programa, Omelette 40, habla desde sentarse en un colmado hasta del mejor restaurante ciudad. Admite sin complejos que no le gusta el maquillaje, que prefiere un hombre auténtico y que trabaja en la radio porque le ha resultado rentable, no porque quiere ser una figura más. Su próxima meta es convertir su formato radial en un proyecto internacional. También regresar a la pantalla chica. “Vuelvo a la televisión como productora y como talento”, nos cuenta. Está elaborando una propuesta que se estrena el próximo 2017. Será de 12 capítulos, donde la gente no sólo verá una entrevista, sino también su vida.

¿Qué te hizo establecerte en República Dominicana?

Me establecí con mi familia luego del bombardeo de Kosovo. Tenía familiares que habían venido a conocer el país y lo consideraron una excelente opción, y decidí estudiar (un tiempo aquí y otro en México). Una cosa llevó a la otra. Fui creciendo, haciendo mi vida en este país y ya luego se me hizo muy difícil cortar ese lazo. Crecí laboral y profesionalmente.

¿Cómo llegas a los medios de comunicación? Desde pequeña estuve relacionada con el medio. Estudié ballet clásico y moderno, violín y estuve en teatro. Además, gran parte de mi familia trabajaba en prensa en Serbia. Empecé en los “Dueños del Circo”, hace muchos años atrás. Luego hice una pausa, y al regresar de estudiar de México decidí hacer radio. Ahí nace Omelette Radio, luego formé parte de “Conectados” y trabajé simultáneamente en Telenoticias.

¿Por qué la radio? Quise entrar primero en ese medio de comunicación porque quería que la gente me escuchara y luego me viera, porque si me hubiesen visto primero se quedan con una imagen por encima de lo que yo realmente puedo aportar a la hora de hablar.

¿Tienes miedo de que te etiqueten como “La típica chica rubia”? No tengo miedo porque eso es inevitable. Si camino por la calle la gente no se va a detener a pensar: “La chica estudió, es preparada, es inteligente, tiene carácter”… Sino que tienden a decir: “Ella es bonita, seguro no tiene nada en la cabeza”. Pero yo quería estar tranquila conmigo y saber que podía aportar algo más, por eso hice radio y luego televisión.

¿Ha sido rentable la radio para ti? Hace muchos años me establecí en la radio, primero, ante todo porque es un negocio, y yo trabajo en el medio por negocio, no por figureo. La radio ha sido muy rentable, sobre todo porque empecé en una época donde había muchísimo mayor pauta de publicidad que ahora. A lo largo de los años estableces clientes buenos, y ellos te siguen porque confían en ti. No es lo mismo que empezar de cero ahora, y eso te da una ventaja por encima de muchos otros proyectos. En cuanto a la televisión, ha dado un giro muy diferente a cuando yo estaba en “Conectados” y en Telenoticias. En mi época no podía ir con una chaqueta muy abierta, era muy diferente… Hay un auge distinto, no tengo ningún problema en bailar o “despatillarme” pero tiene que haber un trasfondo en el proyecto; sí creo que el mensaje en los medios de comunicación ha cambiado mucho… hay figuras y “figuras”. A mí me costó muchos años estudiar y graduarme, y pagar esa universidad.

¿Qué significa Omelette para ti? Significa familia, unión, sueño, aprendizaje constante y mi empresa, algo establecido. Pretendo, eventualmente, no estar dentro del proyecto y que siga funcionando, para mí eso es una franquicia, mucho más con la entrada en Los 40 (la estación de radio). De hecho, me cambié de emisora para, en algún momento dado, llevar el proyecto a otros países. Es una empresa más que un programa.

El equipo ha aumentado, y es la primera vez que tienes un hombre en el programa… René y yo venimos de la misma escuela porque ambos, aunque en etapas diferentes, trabajamos en “Conectados”. Entiendo que cada uno es un aporte fundamental. Somos una familia, nos conocemos muy bien, y lo más importante, nos llevamos muy bien.

Black Canary, el personaje de comic que interpretas en este póster, quería ser policía pero fue rechazada en la academia, entonces decide convertirse en superheroína. ¿Te ha servido algún rechazo para alcanzar otro nuevo proyecto? Yo creo que diariamente a todos nos cierran puertas y subestiman mucho, que fue lo que le pasó al personaje también. Es muy fácil poner etiquetas a las personas, y extremadamente cómodo criticar sin ponerse en la posición del otro. Cada vez que me pasa tomo más impulso. Mientras más puertas me cierran tengo más ganas porque eso quiere decir que en un momento dado voy a llegar donde quiero.

Al igual que Black Canary, ¿te gusta hacer justicia por tu propia cuenta? Eso depende… (risas). No, para nada. Creo mucho en el karma, y todo se te devuelve cuando menos te lo crees.

Eres muy reservada con las relaciones personales… (Risas) Nunca digo que tengo pareja o que salgo con alguien. Soy la persona que ha podido guardar mejor las relaciones de pareja.

¿Qué te atrae de un hombre? ¿Qué debe tener para llamar tu atención? Debe ser auténtico, no fingir nada y no tratar de comprarme, y que no se intimide. Al final del día, eso es lo que llama la atención.

La mayor fortaleza de Black Canary era un sonido ultrasónico. ¿Cuál consideras que es la tuya? Mi carácter. Es mi mayor fortaleza y mi mayor debilidad. Gracias a él he logrado muchas cosas en la vida porque soy muy firme en lo que quiero, pero así mismo hay personas que no están dispuestas a que le digas las cosas como son. P

Estudiaste psicología clínica, ¿de qué manera te ha ayudado esa carrera en tu rol de comunicadora? No ejerzo la psicología hace mucho pero creo que me ayuda en todo lo relacionado al medio, ya sea para encarnar un papel, un rol o para entender, sobre todo que en la radio o en la televisión tu estableces una postura. También a la hora de comunicarte con los demás ayuda al cien por ciento.

 

En serie y comic

Dinah Laurel Lance es Black Canary. Fue novia de Green Arrow, tanto en el cómic como en la serie. Ella se caracteriza por su espíritu luchador y por su alto sentido de la justicia. Además de su grito ultrasónico, que utiliza para inhabilitar a sus oponentes. Adicional a esto, tiene habilidad para peleas mano a mano y artes marciales. En el cómic trabajó durante un tiempo con La Liga de Justicia, mientras que en la serie sólo trabaja con el equipo Arrow.P

Para una vida

Twits  para una vida. Creada  por Robert Knaigher y Carmine Infantino, su primera aparición fue en Flash Comics N°86 (agosto de 1947). / Canario Negro fue incluida en la serie animada televisiva Liga de la Justicia Ilimitada, en donde al igual que en las historietas hace pareja con Green Arrow. / Aparece en la reciente serie de DC comics, Young Justice. Su papel es definido como la entrenadora en artes marciales de los jóvenes que integran el equipo.

Coordinación y entrevista Patricia Crusset  / Fotografía Adolfo Florentino / Manejo digital Glennys Crisóstomo / Antifaz y maquillaje Jhonaly Makeup / Vestuario Miguel Ángel Rodríguez (Miky) / Peinado Nadiel Beltrán / Asistencia de producción Alexa Muñoz