El impacto de la noticia

Fecha

, Salud

Por Patricia Crusset y Leandro Sánchez (Reportaje 3 de 3)

Tras un diagnóstico de cáncer, el apoyo emocional tiene que ir de la mano de un tratamiento psicológico, éste es un profesional de suma importancia que repercute en la figura y la autoestima de la mujer. Antes de someterse a una cirugía debe ser evaluada por éste. “Emocionalmente y económicamente, el cáncer afecta el núcleo familiar. Muchos tienen problemas psicológicos emocionales no resueltos, que al enfrentarse a la enfermedad, el paciente podría tener un débil afrontamiento  si esos problemas no se resuelven. En el cáncer lo más importante es la actitud del paciente. Usted puede ser el mejor cirujano y tener el mejor tratamiento pero si el paciente no decide afrontar el padecimiento no lo va a poder superar”, explica Ramón Eduardo Pérez, cirujano oncólogo y Miembro de la Sociedad Americana de Oncología Clínica.

 Yris Ciprián, psico-oncóloga: “El cuidado excesivo anula al ser humano”.

“No llores”, “Agradece porque estás viva”, “Eso no es nada, a otros les va peor”, son algunas de las frases de aliento que muchas veces se les dice una mujer que está atravesando por un cáncer de mama. Aunque la intención es ayudar, terminan anulando la individualidad y los sentimientos de la paciente. Lo saludable y recomendable es que toda persona que ha sido diagnosticada con cáncer de mama se haga acompañar de un psico-oncólogo para que reciba toda la ayuda en el proceso de la enfermedad. Ese acompañamiento va dirigido al paciente y a la familia. “No todos los pacientes enfrentan las mismas situaciones o los mismos pronósticos o situaciones que convergen con la enfermedad. Por eso el acompañamiento es individualizado”, explica Yris Ciprián, psico-oncóloga del Centro Internacional de Cirugía Plástica Avanzada.

Hay pacientes que entran en un proceso de negación o entienden que no lo van a poder superar, o piensan que para qué el tratamiento si van a perder la vida. A veces no cuentan con una red de apoyo. “Depende del ciclo vital y la etapa del desarrollo en la que se encuentre, si tienen niños pequeños, si están recién casadas”, añade la experta.

Las recomendaciones irán orientadas de acuerdo a las preferencias de cada quien. Es muy personal. “Se le recomienda que conecte con ese nivel de preferencia y se les dan estrategias para enfrentar esos casos”, agrega Ciprián.

¿Qué hacer y qué no? Hay que darle libertad, no suprimir su capacidad de decidir. Hay que respetar su individualidad. “Es sumamente importante la terapia, ya que va dirigida a que no pierda el control de la enfermedad, y a que no se repriman sus sentimientos”, concluye la experta.

Mitos en torno al cáncer
  • La mujer que se coloca implantes tiene un mayor riesgo de cáncer de mama. “Si todo está en orden tiene luz verde para someterse a este procedimiento”.
  • Dolor mamario. “Puede ser por múltiples causas. La experiencia que tengo en 25 años de ejercicio como cirujano es que cuando una mama duele, generalmente no se debe a nada en particular. Cuando aparece el cáncer, por lo regular no molesta ni presenta síntomas. Si ya hay dolor es porque hay una enfermedad localmente avanzada”.
  • La terapia de reemplazo hormonal causa cáncer de mama. “Los pacientes considerados de alto riesgo no pueden utilizar terapias de reemplazo hormonal. Si el paciente no es de alto riesgo puede usar la terapia hormonal por dos años,  acompañado de un seguimiento estricto de sus glándulas mamarias”,  aclara Ramón E. Pérez.

Necesidades de nutrición

Cuando estamos sanos generalmente no es un problema comer lo suficiente. Sin embargo, cuando está enfrentando una enfermedad como el cáncer,  comer lo suficiente puede ser un verdadero reto. Contrario a lo que muchos piensan, según la Guía de Alimentación del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, quienes padecen cáncer necesitan consumir proteínas y calorías a su dieta. También:

  • Comer más queso, leche y huevos.
  • Añadir salsas y caldos a sus comidas (si tienen problemas para masticar y pasar los alimentos).
  • Comer alimentos con poca fibra en lugar de mucha.

 

shutterstock_490613275 

Durante el tratamiento es posible presentar días buenos y no tantos en cuanto al apetito. Ante esto aconsejan:

  • Comer alimentos con muchas proteínas y con muchas calorías siempre que se pueda. Esto ayuda a mantener fuerzas. También evita o repara el daño que el tratamiento del cáncer puede causar en los tejidos del cuerpo.
  • Comer cuando se tenga más apetito. Muchas personas tienen más apetito por las mañanas. Si este es el caso, quizá comer una comida más abundante al comenzar el día es lo mejor. Después se puede beber sustitutos líquidos de alimentos (liquid meal replacements), como Ensure®.
  • Comer lo que le caiga mejor. Aunque tan sólo sean una o dos cosas, es mejor comer estos alimentos. También puede optar por sustitutos líquidos para obtener más calorías y proteínas.
  • No preocuparse si algunos días no puede comer nada. Mejor invertir ese tiempo buscando otras formas de sentirse mejor y comer cuando se pueda. Comunicar al doctor si no se ha podido comer por más de dos días.
  • Beber muchos líquidos. Es aún más importante los días en los que comer se hace casi imposible. Al beber mucho, el cuerpo obtendrá los líquidos necesarios. La mayoría de los adultos deben beber de 8 a 12 vasos (de 8 onzas) de líquido al día. Quizás se pueda hacer esto con más facilidad si se tiene siempre a la mano una botella de agua.

Plataformas genómicas: Evitando quimioterapias innecesarias

shutterstock_234463570

Uno de los más recientes avances en cuanto a los métodos diagnósticos del cáncer de mama son las plataformas genómicas. “Son estudios genéticos realizados al tumor con miras a saber si la quimioterapia va a ser efectiva en el paciente”, explica  Ramón E. Pérez. Pero hasta el momento, los seguros de salud no cubren este tipo de pruebas. “Nosotros, como presidente de la Sociedad Dominicana de Cirugía Oncológica, le recomendamos al Ministerio de Salud Pública y a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) aprobar en el país el uso de este tipo de tecnología. Eso le va a ahorrar millones de pesos a la Seguridad Social dominicana, que se podrían utilizar para darle la cobertura a la reconstrucción mamaria. Pero no hemos recibido ninguna respuesta desde el planteamiento hace más de seis meses”, aclara el especialista. Por el momento, ese tipo de tecnología se está aplicando de manera privada. Su costo oscila en unos 2,500 dólares.

De acuerdo a Ramón E. Pérez, se calcula que entre un 60 y 70% la quimioterapia no tiene ningún efecto en los pacientes que acuden en fase inicial. “De 100 pacientes con cáncer de mama temprana, cuando se hace el estudio de plataformas genómicas nos damos cuenta de que entre 70 y 60 pacientes fue innecesaria”, concluye.

Noticias relacionadas: 

Por qué mujeres de RD no se hacen un implante mamario luego de una mastectomía 

¿Ha aumentado la edad de aparición del cáncer en RD?