Judith Rodríguez

Fecha

, Escena

Por Isamel Hichez / Fotos: Samuel Esteban y Karoline Becker 

Dominicana, amante de las artes, actriz comprometida con todo lo que hace para su carrera y a nivel personal, de aquellas que ponen gran empeño y pasión para alcanzar sus objetivos. Realizó sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes a la edad de 16 años y desde entonces ha participado en innumerables obras de teatro y distintas producciones cinematográficas.

Se define define como una persona completamente humana, intensa y sensible capaz de manifestar todo su amor en las experiencias obtenidas y en lo que realiza y tanto le apasiona: la actuación. Conversamos con ella, para aprender de ternura y el amor que impregna en cada paso que desarrolla de su vida.

1.    ¿Quién es Judith Rodríguez? Defínete.

La mami de Maiah Díaz, una mujer sensible e intensa, que cree que el amor debe de ser el centro fundamental de todas las cosas, desde el arte hasta cualquier manifestación que tengamos como seres humanos.

2.    ¿Cómo descubres que la actuación era para ti? Describe tu proceso.

No pensé que me dedicaría a la actuación. Llegué por casualidad, pues, buscaba en Bellas Artes realizar estudios más avanzados de danza y así convertirme en bailarina profesional. Tenía 15 años y ya no me admitían a esa edad y mi padre me insistió en que hiciera la audición para teatro. La hice, a pesar de que entendía que no era lo mío, y fue estudiando en La Escuela Nacional de Arte Dramático que me enamoré perdidamente de la actuación y el teatro. Mis años de estudiante en la escuela de Bellas Artes los describo como de los mejores de mi vida.

3.    ¿Cómo se considera Judith Rodríguez en la actuación?

No tengo una descripción definida mía en la actuación, sólo sé que a cada personaje y a cada creación le pongo el alma y mi dedicación como si estuviera empezando de cero, no se hacerlo de otra forma.

4.    ¿Cómo defines la actuación? ¿Se puede vivir con esta carrera?

Una carrera de constancia, disciplina, persistencia, mucho amor y honestidad, que exige de preparación y entrenamiento constante. Es relativo para cada quien, en mi caso, mi vida gira en torno al arte, actuar es parte de eso. No digo que sea fácil (aunque nada en este país es fácil (risas), pero con mucha inteligencia se pueden hacer muchas cosas con el arte de actuar, educar es parte de eso, claro, sólo si estás preparado para dar de los conocimientos firmes que tienes.

5.    ¿Es difícil ser actriz y madre a la vez?

Cada día trae su afán, son dos profesiones exigentes (risas) Para ser madre hay que entregarse ciegamente y los tiempos u horarios en esta profesión pueden llegar a ser muy inestables, pero yo tengo la dicha de contar con un esposo que es un súper papá, que ama a su hija y lo demuestra, hacemos un gran equipo, y nuestra familia siempre nos ayuda y apoya. Mi hija está creciendo en un ambienta sano y saludable, que era lo que más anhelaba gracias a Dios.

6.    ¿Mejor experiencia en base a tu carrera?

He tenido varias grandes experiencias. Hacer Hamlet en teatro, ser una Barbie obsesionada con el fitness y la perfección; trabajar con amigos, más que colegas, que respeto y amo. Recientemente, en cine (tanto en la película Cocote de Nélson de los Santos, como en Carpinteros de José María Cabral, ambas a estrenarse en el 2017) interpretar a dos personajes que me hicieron conocer otras realidades de mi país, aunque dolorosas algunas, me hacen ser más consciente y humana…

7.    ¿Teatro o cine? ¿Cuál es más difícil?

Teatro.

8.    ¿Has considerado alguna vez dedicarte a otras actividades que no tengan que ver con la actuación?

Sí, me gusta mucho el mundo de la moda como negocio.

9.    ¿Hamlet o Princesas en Guerra?

Cada producción es importante para mí. Compartí con grandes mujeres en Princesas en Guerra y mucha gente todavía recuerda con mucho amor a “Mulán”, eso me llena el alma. Pero Hamlet es uno de mis textos favoritos de William Shakespeare (un ícono de la literatura universal), casualmente con el monólogo de “Ser o no ser” hago mi audición para entrar a Bellas Artes a estudiar teatro y nunca pensé que años después interpretaría a un personaje tan conmovedor e importante para mí.

10. ¿Qué proyectos tienes en agenda? ¿Cuáles has realizado?

Actualmente me integré al elenco de A 2.50 El Cuba Libre, bajo la dirección de Fausto Rojas y producción de Juancito Rodríguez, con un elenco de mujeres que admiro y quiero por distintas razones, estaremos desde este 14 de octubre en escena. Para el 2017 se estrenan tres películas que valoro mucho y que ya fueron filmadas. En diciembre estaré en escena junto a mis hermanos del arte Hony Estrella, Indiana Brito y Josué Guerrero en “A puerta cerrada”. Y nuestra compañía productora Destiny’s Films trabaja en dos guiones para realizar próximamente.

11. Retos en tu carrera y vida personal

Son muchos los retos que todos tenemos siempre. En general, mantenerme fuerte en un mundo donde cada vez hay más desunión y menos amigos. Mantener mi esencia y valores siempre.

12. ¿Cómo te defines en una frase?

Intensa y sensible.

13. ¿Qué es lo más difícil que ha sacrificado Judith en cuanto a su carrera?

No siento ningún sacrificio difícil, entiendo que para alcanzar grandes cosas hay que hacer grandes esfuerzos y que todo en la vida pasa por una razón, la cual se comprende tarde o temprano.

14. Como actriz, ¿qué les exhortas aquellos jóvenes que todavía no han tenido la oportunidad de incursionar o darse la oportunidad de demostrar su talento como actores?

Que para demostrar hay que superarse a sí mismo, y la superación viene de la preparación y la constancia. La que fácil viene, rápido se va. Hay que tener paciencia, ser humilde y guayar mucho la yuca, (risas), al menos eso me ha tocado a mí. Tener fe y fortalecer el espíritu marca una diferencia muy grande, el dar pasos no pasa sólo en lo físico o material. El actor debe trabajar su alma también.