Factor ex

Fecha

, Sexo y relaciones

Por Patricia Crusset

El pasado, muchas veces, resulta atractivo. En ocasiones se puede recordar con nostalgia lo que tuvimos antes; empezamos a extrañarlo y desearlo nuevamente. Pero el refrán que dice: “Todo tiempo pasado fue mejor”, en la mayoría de los casos, no aplica cuando se trata de una relación de pareja. Los expertos nos revelan las razones.

“El reciclaje”, como se le conoce popularmente en la actualidad, es tendencia. Aunque en muchos casos por la razón incorrecta. “La gente no sabe vivir su presente”, así de enfático se expresó el psicólogo, terapeuta sexual y de familia, Ramón Emilio Almánzar, al preguntarle por qué resulta tan atractivo volver con la antigua pareja.

De acuerdo al experto, las causas de reiniciar lo que no funcionó están en la inseguridad personal y las dudas de si la persona pudo mejorar algo de lo que entiende hizo mal, o la interrogante de qué habría pasado si lo hubiera hecho de otra manera. “La gente siempre tiene la necesidad y la expectativa de componer lo que no hizo bien, y se queda con un sentimiento de culpa. Eso engancha mucho para querer volver al pasado”, argumenta Almánzar.

¡Cuidado si te quemas!

En la columna de nuestra colaboradora Ana Simó, recibimos todos los meses correos de personas que tienen una relación pero recientemente contactaron a un ex a través de alguna red social o se vieron de casualidad en un lugar y, de repente, resurgió la “chispa”. Sin embargo, ese fuego puede ser más peligroso que placentero. Por ejemplo, si tienes una relación y estás enfocando tus pensamientos en lo que viviste con otra persona, lo que tienes con tu pareja actual realmente no es estable.

“Definitivamente algo está pasando que estás recurriendo a un mecanismo o recurso mental para escapar de esa relación”, añade Almánzar.

Si esta es tu situación, lo ideal es sentarse a dialogar, analizar la solución y hacer los ajustes necesarios. En el caso de que estés sin pareja y quieres invertir un poco de tu tiempo en una realción pasada, no está demás que lo intentes y veas qué pasa. “Ahora, si tienes una relación estable, tomas el riesgo de desestabilizar tu vida por estar reviviendo cosas del pasado”, apunta el psicólogo y terapeuta sexual.

Es común la fantasía de qué pasaría y cómo será ahora, pero la mayoría de las veces se trata de una red muy complicada, ya que en más de la mitad de los casos la relación no avanza. Ramón Emilio lo define de la siguiente manera: “el sentimiento que viviste en aquel momento no es el mismo, ya que ambas personas han cambiado, tienen comportamientos diferentes y quieren cosas distintas. No es la misma persona de hace años”.

¿Son las mismas razones?

¿Por qué vuelven a terminar en una segunda ocasión? ¿Se trata de las mismas razones que la primera? De acuerdo a la experiencia enconsulta del experto, las causas no son similares a las anteriores, sino que se debe a que la persona se da cuenta de que no se siente tan bien que como se sentía cuando tenía el compromiso hace un tiempo atrás.

“La gente debe aprender que no es bueno estar trayendo el pasado al presente, porque posees todas las oportunidades de hacer las cosas diferentes. Tienes que asumir lo que tienes ahora y hacer que funcione. Trata de no hacerle daño a tu pareja actual”, concluye el experto.

“Si pones los hechos sobre la mesa, de manera objetiva y concreta, entonces se pueden tomar buenas decisiones. Pero muchas veces se da el chance por impulso y al final no pasa nada positivo”, Ramón Emilio Almánzar, terapeuta sexual y de pareja del Centro Vida y familia.

Un Círculo

Elaine Félix, productora y conductora de “Rexpuestas en 30 Minutos”, en NCDN, y educadora sexual, nos da su opinión sobre las segundas oportunidades.

1. ¿Por qué razones consideras las personas encuentran, muchas veces, más atractiva la relación que ya pasó que la que tienen ahora? Entiendo que es un círculo vicioso afectivo que revela que la persona no ama la presencia del otro, sino su ausencia. Cuando están juntos se enfrentan las diferencias que los separaron y comienza nuevamente el conflicto, y cuando están separados, el recuerdo de lo vivido, el apego sexual (porque valoran los encuentros cuando se vuelven a ver), y la falta de autoestima para desprenderse de una relación que no funciona hace que pese más el recuerdo que las diferencias que los separan.

2. ¿Consideras que siempre tendrá el mismo desenlace, es decir, que como en la vez anterior la relación terminará mal? En esa indecisión emocional pueden pasar años y ambos viven una relación “yo-yo” que los consume, donde ambos luchan porque el otro cambie, por transformar sus realidades. Esa batalla no los deja avanzar emocionalmente, porque no hay un compromiso para que funcione, por lo que termina siempre bajo el mismo esquema y por las mismas razones.

3. ¿Puede ser beneficioso? En los casos en los que la relación terminó por razones diferentes a la indecisión de si te amo (el amor no se empuja, el que ama lo demuestra y quiere estar sin titubeos), retomar una relación del pasado puede tener un final feliz. Debemos recordar que necesitamos amarnos lo suficiente para encontrar a ese alguien que esté dispuesto a enamorarse y a comprometerse con la persona, no con un fantasma.

De acuerdo a un artículo publicado por The Daily Mail, no todo es negro. Si la relación terminó como resultado de algún tipo de estrés inesperado, como por ejemplo, que uno de los miembros perdiera su trabajo, o como  es muy común en la actualidad, porque alguno se mudó por un tiempo al extranjero, al pasar la etapa emocional, muchas veces se dan cuenta que terminaron por las razones incorrectas. Entonces, estas parejas sí tienen mucha posibilidad de triunfar en la segunda vuelta.