De vuelta a clases, lo que debes saber

Fecha

, Familia

 

Por  Nancy Canó, sub-directora académica del Colegio Bilingüe New Horizons

Es normal que los padres se sientan preocupados cuando llega el primer día. ¿Lo recibirán bien? ¿Nos echará de menos? ¿Qué pasa si no se adapta? Son algunas de las preguntas más frecuentes. Ante esta realidad, la tranquilidad es la clave.

¿QUÉ HACER ANTES DE?

•Los días previos al ingreso a clases, háblele a su hijo del significado de la experiencia escolar, y de lo entretenido que es aprender cosas nuevas.

•Lea o explique cuentos sobre niños que al igual que él empiezan la escuela.

•Intégrelo en la compra de materiales y uniformes, y dele la oportunidad de elegir, dentro de su presupuesto, lo que más le gusta.

•Si es el primer año en ese colegio, es importante que el niño lo conozca antes del primer día, y si es posible, el aula donde va a recibir docencia y la profesora que le va a impartir clases.

•Si ha estado en el colegio, haga referencia del aula y piso donde está ubicada; descríbale a la profesora que va a tener este año.

•Si ya conoce algunos de los compañeros de estudio, invite a algunos de ellos a la casa o a algún lugar de diversión para compartir una actividad recreativa y divertida. Esto facilita la adaptación al nuevo ambiente.

•Forren los libros juntos y señalicen todas las pertenencias escolares.

¡LLEGÓ LA HORA!

•Acueste al niño temprano.  Explíquele la rutina que van a seguir el siguiente día.

Organicen juntos la mochila, la merienda y su uniforme.

•Levántelo temprano para que puedan desayunar y hacer la rutina con calma y organización.  Intente que las mañanas sean agradables.

•Lleguen al colegio a tiempo.

•Es bueno que los padres lo acompañen hasta el salón de clases (el pequeño se sentirá más confiado).

•Preséntele usted mismo a la profesora.

•No alargar el momento de la despedida.

•Despedirnos siempre aunque llore. Esto  disminuirá a medida que pasan los días y el niño conozca y se familiarice.

•Decirle la hora a la que vamos a volver por él.

•Dedicarle tiempo luego de recogerlos para compartir sus experiencias.

•El primer día debemos procurar no mostrarnos angustiados.

•Los  siguientes debemos mostrar la misma actitud tranquila.

•Esta primera jornada, y quizás toda la primera semana, debe ser uno de los padres, o idealmente, ambos, quienes vayan a dejar y a retirar al niño al colegio. De esta forma los motivan y los hacen sentirse más seguros.

•Si el niño empieza a llorar y da muestras de no querer quedarse en el aula, usted debe cederle la autoridad a la profesora y retirarse del lugar, explicándole antes que está creciendo y que al igual que todos los niños de su edad debe ir al colegio, usar uniforme y adquirir nuevos conocimientos.

•Cada vez que se converse sobre las experiencias en la escuela, los adultos deben mantener una actitud positiva y alegre, porque inconscientemente ésta se transmite al niño.

Recordar que:

Vivir esta experiencia los convertirá en seres humanos más flexibles. Debemos tener presente que el adaptarse a nuevos lugares, personas y situaciones, es algo que tendrán que hacer repetidas veces durante su vida.

Quizás ésta es la más difícil, por ser la primera, pero pronto veremos cómo los temores y angustias van quedando atrás y nuestros pequeños se convertirán en felices y entusiastas alumnos con capacidad de adaptarse a nuevas situaciones.

Es desde pequeños que fomentamos en nuestros niños(as) la responsabilidad, por lo que debemos entrenarlos a ser puntuales.