Impulsores “cinco estrellas” del arte dominicano

Fecha

, Arte

Durante los últimos años hemos visto cómo la producción artística local, a pesar de las vicisitudes de nuestro sistema, ha tomado un mayor rigor, convirtiéndola en uno de las más comprometidas de toda la zona del Caribe.

Texto: Leandro A. Sánchez. Fotos: fuente externa.

 

Si bien nuestra historia del arte podríamos catalogarla como reciente (data de los inicios de nuestra Independencia, en 1844), la misma tiene sus antecedentes históricos en las cuevas taínas, donde los antiguos pobladores trazaban líneas simples con pigmentos vegetales sobre sus paredes rocosas, en la cerámica y otras producciones “menores”, así como en la pintura y escultura de carácter religioso traídas por los conquistadores españoles en los viajes de Cristóbal Colón.

Luego de la Independencia, como en el resto de América, las artes visuales dominicanas siguieron su curso afianzando la identidad nacional a través de los retratos de patricios y del paisaje. Igualmente, el criollismo se manifestó en la pintura, y como suele ocurrir en las periferias artísticas, los lenguajes visuales característicos de los movimientos surgidos en los centros del arte, específicamente en París y otras capitales europeas, ejercieron su influencia. Realismo, romanticismo y neoclasicismo académico, entre otros, ven su huella en la pintura de finales del XIX y comienzos del XX en Luis Desangles, Alejandro Piñeyro, Rodríguez Urdaneta o García Godoy.

Desde entonces, nuestro arte ha ido cimentándose de la mejor forma hasta nuestros días, claro, sin obviar las crisis atravesadas, pero que han servido para consolidarlo y convertirlo en lo que es hoy día.

Un sinnúmero de personalidades e instituciones trabajan titánicamente y prácticamente de manera desinteresada a favor de él. Por eso no es de extrañar que en los últimos años haya tenido un repunte a tal nivel que nuestra sociedad ha visto sus frutos.

Pandora quiere destacar una nueva serie de agentes e iniciativas que, cada una desde sus posibilidades, trabajan a favor de nuestra creación artística nacional.

 

ASR Contemporáneo. Al arribar a su segundo aniversario se ha convertido en una plataforma de apoyo y divulgación del talento joven, un espacio donde artistas noveles consoliden sus carreras. De la misma forma priorizan la difusión de las obras de artistas establecidos y otros con una carrera media. “Como galería de arte contemporáneo es de vital importancia para nosotros ser un puente entre el artista, el coleccionista y el público. Hemos decidido apostar por el talento joven por las insospechadas posibilidades que representa desde el punto de vista de la creación. Apoyar a un artista desde sus comienzos es una de las experiencias más enriquecedoras y gratificantes de esta profesión; acompañar y asesorar al artista en la creación de un lenguaje personal y del desarrollo de un discurso coherente, es inigualable”, nos cuenta Paula Gómez Jorge, quien tiene bajo su responsabilidad la dirección de este espacio, y entiende que un gran aporte de la galería es que funciona como espacio de conocimiento, donde llegan personas a conocer, a adquirir y a aprender sobre arte contemporáneo, dado su programa educativo para diversos públicos. Los artistas más jóvenes de la galería son Ruddy Taveras, Lizander Jiménez, Laura Franco, Yoel Bordas y María Cantisano, todos de gran nivel.

Mamey, librería-café. “Mamey es un anhelo, un deseo de continuidad y respeto por aquello que no perece y que es esencial para nosotros. Es un legado de valoración por las letras y el conocimiento que surge del amor íntimo y perplejo que hay entre la cultura general y el café”, detalla el propietario de esta recién inaugurada librería y espacio histórico ubicado en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, Alejandro Ruiz. Mamey también es una galería de arte, sus paredes están dispuestas a recibir proyectos artísticos como el que actualmente exponen, “Vox Populi”, de José Levi, organizada en esta oportunidad por Estudio Ele Siete. La atmósfera que allí se respira es única, te sentirás atrapado sin tiempo, sobre todo por la exquisita selección de libros que alberga, literatura contemporánea del mundo, en especial del Gran Caribe. Nos encontramos ante una estupenda iniciativa que esperamos prospere y se mantenga a lo largo de los años, sobre todo, dada la gran crisis que vive el sector literario en todas partes, especialmente en nuestra isla.

Onto. Es una publicación de arte con base en Santo Domingo y satélites en Nueva York, Madrid y Valencia. Aperiódica, pero con afán de continuidad, ha sido creada por artistas que pretenden abordar varias de las que consideran carencias del actual panorama artístico dominicano: desde la falta de espacios y textos especializados hasta las dificultades asociadas a una deficiente institucionalización. “Onto busca convertirse en un lugar de encuentro entre los distintos actores (creadores, gestores, críticos, curadores, galeristas, directores de museos, museógrafos, etc.) de la escena cultural dominicana, aunque también a nivel internacional, incidiendo en el contexto hispano-americano, propiciando el debate a fin de compartir inquietudes y de construir redes”, explican sus creadores,  haciendo hincapié en que Onto pretende desempeñar el papel de una publicación crítica, en el sentido de hacerse eco de la realidad de sus participantes con la intención de transformarla e implementarla activamente.

Davidoff Art Initiative. Es un programa de la renombrada firma suiza Davidoff, que en colaboración con La Escuela de Diseño Altos de Chavón, inició sus operaciones en el país en el  2014 con la creación de residencias anuales para artistas y curadores, donde expanden sus conexiones dentro del mundo del arte global, obtienen mayor visibilidad de su trabajo y comparten su experiencia con otros artistas en la región. También otorgan premios con su programa Davidoff Art Grants. Con él, la iniciativa ayuda a la labor de las organizaciones e instituciones culturales locales en el Caribe, así también, apoya a entidades internacionales sin fines de lucro y comerciales que ofrecen oportunidades de visibilidad para artistas de la República Dominicana y del resto de la región. Este proyecto materializa, por encima de todo, el deseo de Davidoff de retornar parte de lo recibido a la comunidad cultural de la República Dominicana, donde elabora gran parte de su producción y residen muchos de sus empleados, ofreciendo oportunidades y reconocimiento al arte y la cultura caribeñas, y consolidando el compromiso de la compañía a largo plazo con el arte, la artesanía, la comunidad y la calidad.

Casa Quien. Ideada, desarrollada y gestionada por la joven artista Amy Hussein, Casa Quién es un espacio dedicado al desarrollo del arte contemporáneo dominicano, ubicado en el mismo corazón de nuestra Zona Colonial. Tiene como objetivo servir de plataforma de apoyo, promoción y difusión para el talento artístico emergente. Desde su apertura en diciembre 2014, se ha convertido en un escenario de diálogo entre artistas nóveles y consagrados, y el público, que ha dado lugar a nuevas exploraciones artísticas de nivel internacional. Además, mensualmente se celebran actividades relacionadas con estas exhibiciones con el objetivo de intercambiar ideas y conocimientos en una dirección artista-público y viceversa.

Ángeles de la Cultura. Es uno de los pilares estratégicos del Despacho de la Primera Dama de la República, cuya misión es la capacitación de niños, niñas y adolescentes de escasos recursos a través de talleres de música, literatura, pintura, danza, títeres y teatro. “Su puesta en marcha reviste una enorme importancia para la niñez y la adolescencia beneficiada con esta iniciativa, al estar en contacto directo, a través de la educación y de forma vivencial, con expresiones artístico-culturales cuyo conocimiento y cultivo marcan una diferencia en los seres humanos”, explican sus coordinadores, los reconocidos Freddy Ginebra y Catana Pérez. La primera etapa de Ángeles de la Cultura fue dejada abierta en febrero de 2013 en la Escuela Básica Aída Cartagena Portalatín del sector La Zurza, en Santo Domingo Norte. Actualmente, también se lleva a cabo en los sectores Los Guandules, Las Palmas de Herrera y La Barquita, en Santo Domingo; y en Tamboril y Cienfuegos, en la ciudad de Santiago.

Centro de la Imagen. Mayra Johnson y Carlos Acero son los rostros de esta plataforma dedicada al estudio, promoción y apreciación de la imagen fija y en movimiento, creando programas de la más alta calidad para avanzar en el conocimiento de la fotografía y video como medios de lenguaje, que incluyen exposiciones, talleres, análisis e investigación de la fotografía contemporánea e histórica; conferencias, talleres populares e infantiles, workshops profesionales y congresos, presentación de publicaciones e informaciones de actividades nacionales e internacionales, referentes a la creación actual. Y aunque ya tienen varios años en el mercado, quisimos destacar su gran labor, sobre todo por el más importante evento de fotografía realizado en el país, Photoimagen: festival internacional de fotografía y video único en el Caribe insular que tiene el claro propósito de unir, especialmente, a la comunidad fotográfica del país, y crear nuevos espacios para difundir, discutir y pensar el arte de la fotografía (este próximo mes de septiembre arriba a su séptima edición). De igual importancia es su Premio Joven de la Imagen, competencia artística de fotografía, videoarte o una mezcla de ambos soportes, que cada día gana más adeptos y reconocimiento.

Estudio Ele Siete. Liderado por la pareja de arquitectos Elvin Díaz y Ching Ling Ho, en este espacio-laboratorio dan cabida a cualquier posibilidad al ser uno de los más actuales centros alternativos de exposición de arte contemporáneo del país. Abrió sus puertas en el 2012 bajo la premisa de que los ciudadanos y amantes del arte merecen ver más propuestas diferentes y atrevidas, ya sea desde un espacio delimitado o en la ciudad misma. “Nuestra meta es que los proyectos que creamos o exponemos incidan en las personas que participen en ellos, ya sea como espectador o como artista. Entendemos que luego de dos años de exponer buenos proyectos de arte, es hora de dar a conocer propuestas a otras escalas que hemos venido creando, donde queremos promover el desarrollo social y la inclusión mediante el arte y la arquitectura”, nos cuentan.

Lucy García Gallery. Hoy en día, el prestigio de Lucy García Gallery es reconocido a nivel internacional, al punto de que varios de sus artistas han sido seleccionados para participar en los programas de residencias artísticas internacionales del programa Davidoff Art Initiative. Nace formalmente en 2009, pero no ha sido hasta nuestros días más recientes que ha tenido un mayor repunte. Siempre ha mostrado especial interés por artistas profundamente comprometidos y abocados a la tarea de utilizar su arte como medio para entender su mundo, y situar al espectador dentro de sus experiencias y enfoques artísticos, entre ellos, Raquel Paiewonsky, Jorge Pineda y Dalton Gata. Los artistas de Lucy García Gallery han exhibido en importantes museos y centros de arte, y en Bienales como las de Venecia o La Habana.

Curando Caribe. Concebido por el Centro Cultural de España y el Centro León, es un proyecto de fortalecimiento de los procesos creativos; un programa que busca generar intercambios entre artistas, gestores y públicos locales, y curadores e intelectuales de Iberoamérica, con el fin de contribuir a la reflexión y crítica sobre arte contemporáneo en República Dominicana. En su primera edición, ocho profesionales internacionales visitaron el país para la realización de visionados de portafolios, conversatorios y su más destacada iniciativa, la formación de curadores, que indució a 15 participantes a la curaduría como actividad profesional, desde un acercamiento teórico-práctico a sus múltiples dimensiones culturales y creativas desde las artes visuales, pasando por la museología, hasta la comunicación y la escritura crítica. Los egresados de su primera versión, de quienes ya se ven sus frutos gracias a los distintos proyectos que desarrollan, son: Alexis Márquez, Alfonsina Martínez, Amy Hussein, Ana Agelán, Ching Ling Ho, Flérida González, Gustavo Adolfo Pérez, Joel Butler, José Miguel Font, Laura Bisonó, Leandro A. Sánchez, Luis Graham Castillo, Luis Reynaldo Pérez, Miguel Rivas y Yina Jiménez. ¿Lo mejor de todo? La segunda edición de Curando Caribe ya se está cocinando.

Proyectos Culturales del Ministerio de Cultura. En el 2014 esta iniciativa gubernamental inició su gestión. De ahí la inversión total de RD$382.8 millones, con una generación de unos 28  mil empleos ocasionales de corto y mediano plazo. Para el ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, “constituyen un elemento clave para el desarrollo cultural y la consolidación del ejercicio de los derechos culturales de nuestros ciudadanos, ofreciendo la oportunidad a múltiples actores e instancias culturales de acceder a recursos para la ejecución de proyectos que impactan significativamente en la vida cultural local, regional y nacional”. Animación cultural, literatura, artes plásticas y visuales, artesanía, cine, música, teatro, danza, gastronomía, emprendimiento, infraestructura cultural, patrimonio cultural material e inmaterial, turismo cultural, carnaval, educación artística, formación en gestión cultural y cohesión social, son las áreas a desarrollar. Más de 1.450 propuestas han sido sometidas, de las cuales, 368 están en ejecución en distintas provincias del país.