Escote, el nuevo protagonista

Fecha

, Tendencias

 

Por Patricia Crusset

Deliramos con esos escotes de infarto. Esos que jurarías, cuando la celebrity  va caminando por la alfombra roja, que si se mueve unos centímetros más “algo” se podría salir de lugar. Pero salvo excepciones, casi nunca pasa, y la verdad es que le añaden un toque de sensualidad a esas noches de glamour. Así como el inolvidable Naeem Khan blanco con negro que lució Nashla Bogaert en la pasada edición de los premios Soberano, o los que lleva la mediática Kendall Jenner, una de las mayores abanderadas de esa tendencia.

Este 2016 el escote gana terreno. Mientras las faldas siguen bajando el ruedo y continuan reinando las de estilo midi y los pantalones en todas su versiones (palazzo, culotte, skinny…), el escote sigue cediendo en centímetros y se apunta como una de las tendencias top de este 2016. De día o de noche, lucir una tonificada espalda o un seductor escote delantero es la regla. ¿Qué debes saber para que el tuyo luzca perfecto? Aquí te lo contamos.

La eliminación de grasa de la espalda es el procedimiento más común para lucir un escote posterior ideal. Pero se trata de eliminar lo que reste, no de extraer libras y libras de esta. “Según la edad y el biotipo de la persona, los cúmulos de grasa localizada se tratan por medio de una liposucción, que consiste en retirar el exceso de la misma, pero para que esto pueda ocurrir no puede haber sobrepeso, o sea, que la persona debe estar en un peso cercano al ideal para su estatura. La liposucción retira la resistente al ejercicio”, enfatiza el cirujano plástico estético y reconstructivo, Luis López Tallaj. Entre los posibles riesgos  están los queloides (crecimiento del tejido), “pero hay artificios a utilizar luego de que la cicatriz ha madurado; lo importante es la vigilancia del comportamiento de esta y emplear recursos preventivos como ungüentos especiales y láminas de siliconas que deshidratan la camada córnea de la piel”, explica López Tallaj. La espalda es un área de flexión. La postura y el cuidado con la posición que adoptes contribuye a evitar una hipertrofia de la cicatriz. A los 15 días del procedimiento se puede volver al gimnasio. Si se trata de una herida abierta, como los implantes de senos, hay que esperar unos tres meses para volver a entrenar.

También sobre los implantes mamarios, López Tallaj aclara que cuando la paciente tiene uno y desea una talla menor (tendencia también en auge en este 2016)los senos tienden a verse caídos, por eso habría también que hacer un lifting de mamas. “Si no cambia su alimentación y se mantiene sedentario, El paciente que se somete a una liposucción acumulará grasa; las últimas áreas donde saldrá serán las tratadas por la cirugía.
a esto se debe que muchas personas presenten deformidad (como reloj de arena). Por eso lo que se pregona como principio técnico para una liposucción es cúmulo de grasa localizada”.

Antes del procedimiento es necesario que tomes en cuenta los credenciales del cirujano, su casuística, además de las indicaciones, contraindicaciones y cuidados que lleva el proceso a realizar, y hacer una comparación con tu cirujano para ver si corresponde con lo que has investigado. López Tallaj recuerda que es importante cuando busques referencia en internet, que ingreses a páginas oficiales, no sólo a la del cirujano. Tomar en cuenta también el establecimiento donde te harás la cirugía, ya que debe contar con los recursos humanos y tecnológicos, y ser conservadora en cuanto a los procedimientos. “En cirugía plástica, mientras más tiempo dures en la sala de cirugía estás corriendo mayor riesgo. Lo ideal es no hacerse más de dos procedimientos”, concluye el especialista.

Trabajando los músculos

“Es sumamente importante ejercitar nuestra espalda porque son los músculos que brindan soporte y estabilidad a nuestro organismo. También tenemos que considerar que protege una de las áreas más importantes de nuestro cuerpo. Sin un buen mantenimiento somos propensos a fracturas, encorvamientos y caídas”, nos dice Sally Aponte, fitness coach online y campeona de bikini.

Tampoco debes de olvidar los músculos del cuello y los hombros, ya que también forman parte del grupo muscular de la espalda y son importantes mantenerlos fortalecidos por igual.

Hay personas que dicen que son de contextura ancha y que por eso no rebajan más de determinada zona del cuerpo. ¿Qué de cierto tiene eso? Sally nos responde: “Todos tenemos una zona donde acumulamos grasa, cada persona es distinta; en las mujeres, por ejemplo, acumulamos en los brazos, abdomen bajo, parte inferior en las piernas y parte posterior como glúteos. También la genética es determinante, por eso a algunas personas le cuesta más reducir grasa en ciertas zonas de su cuerpo, pero no es imposible, sólo que tomará un poco más de tiempo. El error que cometen muchos es que se rinden antes de poder ver los resultados. Pero eventualmente, si son persistentes, pueden lograrlo”.

Ella recomienda

Para el fortalecimiento y desarrollo de nuestros

músculos de la espalda. (3 sets de 20 repeticiones)

1) Remos.

2) Jalón dorsal frontal.

3) Remos polea baja.

4) Dominadas.

5) Hiperextensión alta.

6) Peso muerto.

Mientras llega la hora de ir al gym, puedes ir poniendo en práctica la mejor postura para mantener tu espalda. Así que en mientras estés sentada en la oficina toma en cuenta que la espalda debe estar erguida y alineada, con los talones y pies apoyados en el suelo; de no poder llegar al suelo, es importante adquirir algún tipo de banco para apoyarlos. Las rodillas van en ángulo recto con las caderas, y la espalda firmemente con la espalda de la silla y de ser necesario utilizar un cojín o toalla doblada.

Pecho

¿Cuáles son los mejores ejercicios para fortalecer los pechos? ¿Se debe usar un tipo de ropa especial para proteger los senos?

Cualquier ejercicio que provoque un empuje hacia arriba, un levantamiento o resistencia en esta zona es bueno. El pecho está compuesto por el pectoral mayor y el pectoral menor y éstos a su vez se encargan de la rotación, flexión, extensión y aducción de los hombros, y levantamiento de brazos. Es importante que la mujer utilice un sostén deportivo que brinde soporte y se sienta ajustado, así se evitan los movimientos bruscos que pueden provocar dolor y molestia.

Rutina para pectorales: (3 sets de 20 repeticiones).

1) Press de banca inclinada.

2) Flexiones sobre rodillas (pechadas).

3) Aperturas planas.

4) Pullover brazos doblados.

5) Cruces de pectorales.

Mito VS. realidad

Se puede lograr que los senos se vean más erguidos con entrenamiento. Esto es un mito que ha venido corriendo por mucho tiempo, pero la realidad es que está muy lejos de ser cierto. Ni los levanta, ni previene su caída, ni tampoco los aumenta. Las mamas están compuestas por tejido adiposo (grasa) que contienen las glándulas mamarias, y estos a su vez se apoyan sobre el pectoral mayor, pero no son músculos, por lo tanto ejercitar los pectorales no provocará ningún cambio biológico en nuestros senos. Lo que sí cabe destacar es que como los senos están constituidos por tejido adiposo, es decir grasa, se reducen o aumentan dependiendo de nuestro nivel de grasa. Es por esa razón que es muy común ver que una mujer con sobrepeso que tenga senos muy grandes o viceversa, es decir, ver a una persona que ha logrado bajar considerablemente sus niveles de grasa y qu haya una reducción notoria en sus senos.

Amamantar provoca que se “caigan”.  Lo que origina la caída de los senos no es el acto de amamantar, sino el embarazo en sí: los cambios hormonales, el aumento de peso durante la gestación y el número de embarazos son los implicados. “Mi mayor consejo es que mantengan una alimentación balanceada durante esta etapa y una vida activa para que el aumento sea el justo y que la recuperación post-parto sea rápida y eficaz”, explica la experta. P