Federico Ozores como “Monsieur” Calvin J. Candie en Django

Fecha

, Póster

Lo conocemos como productor audiovisual devoto a su trabajo, como padre ejemplar, esposo amoroso y entregado, entusiasta del deporte, conocedor de tierras extranjeras y como un ser humano gentil. Sin lugar a dudas, Federico es el tipo de persona que se muestra tal cual es y vive según sus propias convicciones.

Este argentino radicado en la isla, desde hace ya 17 años, se encuentra en un momento de plenitud en el que su vida familiar, amorosa y profesional están en un perfecto balance. Al igual que Leonardo DiCaprio, Federico es capaz de ser camaleónico, así lo demuestra en este póster. Al conversar con él, se evidencia una sabiduría que sólo las experiencias vividas y la madurez, pueden otorgar.

¿Qué significa Kokaleka Film & Post para ti?

Es la productora que siempre soñé… mi bebé. Me enorgullece verla crecer junto a todo el equipo que madura con cada proyecto. Es el lugar donde hago lo que disfruto.

¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?, ¿en qué ámbitos profesionales te gustaría ejercer?

Disfruto mucho el proceso de la pre-producción. Conlleva un trabajo en equipo que me encanta y que comparto con muchísima gente talentosa. Llegar al set con un proceso de pre-producción bien realizado es lo mejor que puede pasar en cualquier proyecto.

No tengo la menor idea de qué haría si no estuviese en este mercado. Esto es lo que me gusta, lo que quise hacer, lo que busqué y lo que quisiera seguir haciendo siempre.

¿Cómo fue el flechazo con Karina Larrauri?

Karie y yo nos conocimos en el año 2000, trabajando en Súper Canal 33. Yo estaba como parte del equipo de producción que instaló el canal en el país, y ella empezaba a trabajar con Freddy Beras Goico. En ese momento solo éramos compañeros de trabajo, nunca hubo una atracción. Un año más tarde tuvimos un encuentro por un amigo en común (ya trabajábamos en canales distintos), en ese momento la vi diferente… nos vimos diferentes. Iniciamos una relación más íntima que una simple amistad, hasta que dejamos de serlo (risas). Dos meses más tarde, conversando con mi papá en Argentina, le dije: “Me parece que encontré el amor de mi vida”. Y así fue.

¿Cómo se renuevan tras casi 14 años de matrimonio? No hay una fórmula para eso. En nuestro caso, nos dedicamos tiempo de calidad para nosotros solos. Intentamos hacer dos vacaciones al año, una en familia y la otra de pareja, además de tener nuestros “dates” de vez en cuando. Es un trabajo de todos los días y entiendo que tenemos el ingrediente indispensable para que funcione.

¿Qué te ha enseñado el ser padre? ¿Qué aprendes de tus hijos?

Me enseñó a ver la vida desde otra perspectiva. Saber que hay dos personas que dependen de mí es un compromiso de ser mejor persona. Siempre pienso que junto al nacimiento de Diego nació en mí un instinto de protección, un sentimiento difícil de describir pero del que estoy seguro daría la vida sin dudarlo. He aprendido con ellos a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, a jugar de nuevo y a valorar los momentos en que estamos juntos.

¿Cómo fue adaptarte al país?

Mi período de adaptación fue de un año. Al principio vine a trabajar para montar Súper Canal y, como sería temporal, ni me planteaba el reto de tener que adaptarme. Al cumplir el año, empecé a meditar sobre la posibilidad de quedarme o volver. En medio de ese proceso fueron pasando los meses y sentí que en este país no sólo me sentía a gusto, no quería irme. Una vez que estuve trabajando en lo que me gustaba, me casé, tuve hijos e hice grandes amigos, dejó de ser una decisión a tomar.

En una de las escenas más emblemáticas de Django, DiCaprio (“Monsieur” Calvin J. Candie) se cortó la mano con un cristal. Sangraba, pero siguió con la actuación, ¿cuál fue ese momento en tu vida en el que a pesar del dolor, decidiste seguir?

Fue justamente al cumplir un año viviendo acá. Atravesé por un momento de crisis donde me planteaba y visualizaba a futuro, sin conseguir muchas respuestas. Pensaba en lo lejos que estaba de toda mi familia, de mi país, de mis amigos… Surgían preguntas como: ¿Qué hago acá solo? ¿Por qué lo hago?

Hoy puedo hablar tranquilamente de esos momentos tristes en los que me sentía solo, porque cuando miro hacia atrás me doy cuenta que tomé la decisión correcta al darme un tiempo antes de regresar a mi zona de confort. Me di la oportunidad y, como te darás cuenta, luego de casi 17 años… sigo acá y estoy feliz.

DiCaprio sintió la presión del mundo por algo que él nunca dijo que necesitaba como profesional: el Oscar. ¿Qué presiones sientes que la gente quiere imponerte?

Al llegar a los 41 años me doy cuenta que lo importante no está en lo externo, en la opinión de los demás o en las expectativas que pueda tener alguien sobre mí. Lo importante es haber llegado a un momento en mi vida en el que difícilmente hago algo porque “tengo que hacerlo” o “porque alguien lo espera de mí”.

Django aborda el grave problema de esclavitud que se vivió en el Estados Unidos ¿Qué consideras que hacen a las personas hoy esclavo de algo?

Hoy día somos esclavos de la tecnología; hay una necesidad de estar disponible y conectados permanentemente, de que tengan acceso rápido a ti. Es un problema que viene con la era digital y que depende de nosotros liberarnos o dejarnos esclavizar.

¿Cómo te recompensas tras un día agitado?

Mi casa, un buen vino, mis hijos, Karina y celular lejos. No hay mayor recompensa que llegar a casa.

Con Django, Quentin Tarantino ganó un Oscar a Mejor Guión Original. Él se caracteriza por un estilo vanguardista y particular. ¿Qué te gusta de sus piezas cinematográficas?

Me encanta como cuenta las historias, la forma exagerada de sus escenas, la música de sus películas y su humor negro. Tiene un estilo único.

Te gusta bucear y montar bicicleta, ¿cómo influye el deporte en tu bienestar?

Aprendí el valor del deporte después de verme en una situación de salud. Lo integré a mi vida y desde entonces lo hago con disciplina. Es la razón por la que me mantengo saludable.

También sabemos que tienes mucho sentido del humor… ¿De quién lo heredaste? ¿Cuál de tus hijos se parece más a ti?

No lo había pensado antes. No me parece un aspecto heredado, mas bien aprendido de mi entorno, mis amigos y mi necesidad de divertirme. Definitivamente Diego, mi hijo mayor, no sólo se parece a mí físicamente, sino también en la forma de ser. A veces lo miro y me recuerda cuando era chico.

A diferencia de DiCaprio, tienes varios tatuajes, ¿qué significan?

Tengo tres tatuajes y algunos más en camino (risas). Me hice el primero cuando cumplí 30: un tribal en la espalda. Después decidí tatuarme el nombre de mis dos hijos y, de paso, me hice otro más. No le busco significado, mas allá del que lleva el nombre de mis hijos, porque para mí es una expresión artística.

 

EL FILME

Django

Todos tienen un pasado que, a algunos, los hace sentir orgulloso, y para otros es su mayor vergüenza. En el caso de Django retrata desde el sur profundo de Estados Unidos la historia de horror y esclavitud que vivió el país anglosajón años atrás. Habla también de amistad y de amor a prueba de todo. Con un elenco exquisito, entre ellos Jamie Foxx (Django), Christoph Waltz (Dr. King Schultz), Leonardo DiCaprio (“Monsieur” Calvin J. Candie), Kerry Washington (Broomhilda Von Schaft) y Samuel L. Jackson (Stephen), le valió varias nominaciones a los más importantes premios de la industria (Mejor Película, Mejor Fotografía y Mejor Montaje de Sonido, en los Oscar). P

PARA UNA VIDA…

Se dice que con este filme Tarantino quería retratar la historia de esclavitud de Estados Unidos de una manera diferente. / Tarantino ha sido uno de los pocos guionistas que ha decidido llevar a la pantalla grande el tema de la esclavitud, con escenas tan violentas que le generaron duras críticas. / Para el papel protagónico se pensó en principio en Will Smith pero finalmente fue para Jamie Foxx, quien se desempeña magistralmente como un esclavo que pasa a ser cazador de recompensas y luego termina fingiendo ser un “negro de negros” .

Coordinación Patricia Crusset / Entrevista Camila Santana y Patricia Crusset Fotografía Adolfo Florentino / Manejo digital Iván Mieses y Glennys Crisóstomo / Maquillaje Mónica Mendoza / Peluquería Brown (Abatte Peluquería, Gustavo M. Ricart) / Vestuario José Jhan (camisa y chaqueta), Francis Ureña (chaleco y plastrón) Enyer Díaz (broche) /Asistencia de realización: Mónika Valverde