¿Mi esposo es un vividor?

Fecha

, Ana Simó dice…

Tema: Masturbarme me hace sentir culpable

Saludos Dra. Simó, su sección es una de mis favoritas. Necesito su siempre sabia opinión sobre mi caso. Soy una chica de 20 años y desde pequeña he sido cristiana. Jamás he tenido relaciones sexuales pero sí tengo novio. Lo que sucede es que desde hace unos meses he sentido la necesidad de conocer un poco más mi cuerpo y he llegado a masturbarme y a tener un orgasmo. Lo malo es que luego de hacerlo tengo un sentimiento horrible de culpa, como cuando se hace algo realmente malo. No sé si debería tomarlo o no como un pecado y no volverlo a hacer.

La culpable.

Querida: 

La decisión de parar o seguir practicando la masturbación es algo muy personal que sólo tú debes decidirlo, pues en la sexualidad es importante siempre respetar los valores y creencias de las personas. De todas formas, te recomiendo leer sobre la autoestimulación para que científicamente veas sus beneficios.

Tema: ¿Mi esposo es un vividor?

Hola doctora quiero decirle que me encanta leer su espacio en la revista. Soy una joven de 29 años, profesional y tengo dos años y 7 meses de casada con un joven de 35. Resulta que mi esposo tiene más de un año y medio sin trabajo y no busca nada que hacer; se ha acostumbrado a que yo pague todo. Además, he descubierto que me habla muchas mentiras, pues ha tenido ciertos problemas económicos y yo se los he resuelto, pero a la vez me he dado cuenta que es una persona que no reconoce sus errores, aunque los sigue cometiendo. Cuando le reclamo algo toma una actitud de represalia conmigo, es decir, como si yo hubiese cometido el error. Él era una persona diferente muy cariñoso, amable, siempre atento conmigo, pero últimamente prefiere estar compartiendo con otra persona que conmigo. En nuestra relación ya no hay comunicación, no se interesa en mis cosas, no le importa nada. Le he pedido que busquemos ayuda de pareja y se niega.

Doctora, me cuesta reconocerlo pero pienso que se está aprovechando de mí y sólo le importa lo que yo le doy. He abierto los ojos y he tomado la decisión de separarme, pues no quiero estar con alguien que no me valora, aunque lo quiero todavía, razón por la que le pido un consejo. Además él dice que es así y que no va a cambiar

 Anónimo 

Querida:

Estar en una relación donde sentimos que nuestra pareja abusa nos lleva al desgaste y a la decepción. Lo que más me preocupa es que cuando no asumes responsabilidad y siempre crees tener la razón, no puede existir crecimiento ni deseos de mejorar, y eso es fatal en una relación, pues uno de los dos tendrá que olvidarse de sí mismo para poder mantener dicha dinámica aunque sea tóxica.

Él te ha manifestado que no desea cambiar, entonces yo te pregunto: ¿Te olvidarás de ti para sostener esta dinámica? ¿Es lo que mereces? ¿Qué hace tu pareja para demostrar que te valora?

Hay decisiones sumamente dolorosas pero necesarias para lograr paz.

Tema: Creen que soy bisexual 

Dra., soyy un joven de 23 años y tengo un gran problema de personalidad. Desde muy pequeño sufrí los abusos por parte de un primo que por más de 10 años me tomó como su juguete sexual y después de eso siempre he sentido una cierta atracción por los gays. Aunque tengo una vida normal con mi novia, cada cierto tiempo siento ese deseo de estar con un gay, y aunque no soy homosexual disfruto y me siento más satisfecho cuando estoy con alguien de mi mismo sexo. Sucede que en mi círculo de amigos se ha comentado que soy bisexual  y la verdad es que luego de eso me he alejado de ellos, pues le tengo mucho miedo a los comentarios; me preocupo de lo que puedan decir de mí. Es un gran esfuerzo el que hago por quedar bien ante los demás y demostrar que soy un “macho macho”. Ayúdeme, estoy desesperado.

Anónimo

Anónimo:

Creo que necesitas ayuda, pues debes trabajar el tema del abuso sexual, como también el de la fobia social. Con esto me refiero a que le temes mucho a los comentarios, al que dirán, y has preferido alejarte por evitar saber.

También es necesario que trabajes el tema de tu preferencia sexual. Así como te animaste a escribirme, sé que también te sentirás en confianza en asistir a terapia con un psicólogo clínico.