La sangre nos conecta

Fecha

, Temas

Por Leandro A. Sánchez/ Ilustración Rattikankeawpun

Con los Países Bajos como anfitrión, a través de Sanquin, su organización nacional para el suministro de sangre, el acto oficial del Día Mundial del Donante de Sangre 2016 tendrá lugar en Ámsterdam este 14 de junio.

Promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el objetivo de este día es agradecer a los donantes su contribución voluntaria y desinteresada, que permite salvar vidas humanas, y concienciar sobre la necesidad de donar con regularidad para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y productos sanguíneos para quienes lo necesiten.

Los beneficios que trae consigo

Muchos, y sobre todo, importantes. “Las transfusiones de sangre y los productos sanguíneos contribuyen a salvar millones de vidas cada año. Permiten aumentar la esperanza y la calidad de vida de pacientes con enfermedades potencialmente letales, así como llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. También desempeñan un papel fundamental en la atención materno-infantil, los desastres naturales y los desastres provocados por el ser humano, pues permiten salvar la vida de muchas personas”, explica la OMS en su portal web, a propósito de la fecha.

Sin embargo, en ocasiones la demanda supera a la oferta. “Únicamente puede garantizarse un suministro de sangre adecuado mediante donaciones periódicas voluntarias no remuneradas”, recalca la OMS, para quien, su objetivo es que, de aquí a 2020, todos los países obtengan su suministro de sangre de donantes voluntarios no remunerados.

Esta fecha conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner, patólogo y biólogo austríaco que descubrió y tipificó los grupos sanguíneos ABO. Se le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1930.

¿Por qué es bueno donar?

Más allá de lo anteriormente citado, con el devenir del tiempo expertos de la ciencia y la salud han determinado una serie de beneficios que recaen en el donador, entre ellos:

  1. Estabiliza los niveles de hierro. “Estudios clínicos afirman que ser donante es una buena alternativa para quienes concentren grandes cantidades de hierro en el organismo, ya que puede perjudicar la salud”, explica la Dra. Maria Bell Viguri, médico internista y endocrinóloga del Centro Médico Vista del Jardín. Además, cabe destacar que, según las investigaciones, este beneficio cobra mayor importancia en las mujeres pre-menopáusicas, “pues la disminución de los niveles de hierro en las mismas reducen la probabilidad de sufrir un ataque al corazón. Alrededor de un 88% de las mujeres pre-menopaúsicas que son donantes, tienen un riesgo menor de sufrir un ataque cardíaco”.

2. Mayor fluidez sanguínea. El estrés, el tabaco, el azúcar, las radiofrecuencias… son agentes nocivos para nuestra sangre; la vuelven más densa e impiden que circule con dificultad. “Se ha comprobado que donar con regularidad (dentro de los límites permitidos) ayuda a que nuestra sangre fluya con mayor facilidad, preservando el estado de los mismos”, agrega Bell, pero destacando que sobre todo en pacientes que padecen policitemia vera (enfermedad de la médula ósea que lleva a un aumento anormal de la cantidad de células sanguíneas, principalmente glóbulos rojos).

3. Mejora el sistema inmunológico.Phillip DeChristopher, director del banco sanguíneo del Loyola University Health System, expresó en el diario Time: “Está claro es que los donantes de sangre no suelen estar hospitalizados con tanta frecuencia, y si lo hacen, es durante menor tiemp. Y son menos propensos a sufrir de ataques cardíacos o padecer cáncer”.

4. Historial médico.El donar sangre nos puede servir a modo de un pequeño chequeo de rutina, pues se toma nuestra temperatura y presión sanguínea, el pulso y los niveles de hemoglobina. Además, se comprueba que no padecemos enfermedades infecciosas como el VIH, la hepatitis B y C o la sífilis. Pero ojo, esto no reemplaza los análisis indiciados por tu médico.

5. Alarga nuestra vida.Aunque parezca quimérico, aquellos mentalmente preparados para ayudar a los demás desinteresadamente suelen vivir más que los que buscan un beneficio personal. La media es de 4 años más, aunque esto depende del contexto y de la personalidad de cada uno, pues donar cada año no es algo fácil, requiere que estemos mentalmente preparados para ayudar a los demás. Sin embargo, “la satisfacción inmediata que recibes tras la donación de sangre puede hacerte sentir muy bien. Consigues el placer de saber que no sólo ayudaste a mejorar tu vida, sino de que además salvaste potencialmente la de otros”, agrega el psicólogo clínico Ernesto Forteza.

En República Dominicana

Los 63 bancos, públicos y privados con que cuenta el país, logran recolectar 100 mil unidades anuales, frente a una demanda que en condiciones normales varía de acuerdo a quien ofrece los datos: las autoridades sanitarias afirman que supera las 180 mil pintas anuales, mientras que operadores de bancos privados consultados aseguran unas 400 mil.

En los parámetros de la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de la Cruz Roja, el número de unidades de sangre requeridas para satisfacer las necesidades de un país debe corresponder al 3 ó 5 por ciento de su población total.

Ya sea a un familiar o conocido, o como un acto voluntario, debes:

  • Tener al menos 18 años y no más de 65.
  • Gozar de buena salud, no estar enfermo ni haber ingerido un medicamento en los últimos tres días.
  • No haberte sometido a cirugías en los últimos tres meses.
  • No estar embarazada, amamantando o menstruando..
  • Si padeces de diabetes o presión alta puedes donar sangre, siempre y cuando se estés bajo tratamiento médico.

Mientras donas sangre no sentirás ninguna molestia. Procura asistir a un centro certificado, pues allí todos los materiales utilizados son esterilizados y desechables, y cuentan con un personal altamente calificado para ofrecer un servicio de calidad. El proceso toma de 10 a 15 minutos. Si le sumamos la entrevista con el médico/enfermera, más el tiempo de reposo después de la donación, serían de 30 a 45 minutos. Planifícate para estar una hora en el centro de donación. Los resultados son totalmente confidenciales.

Algunos centros a los que puedes dirigirte en R.D.:

CEDIMAT

C/ Pepillo Salcedo esq. Arturo Logroño, Ens. La Fe, Sto. Dgo.

T: 809.565.9989.

Cruz Roja Dominicana

C/ Juan E. Dumont #51, Ens. Miraflores, Sto. Dgo.

T: 809.689.5252.

Plaza de la Salud

Av. Ortega y Gasset, Ens. La Fe,

Sto. Dgo.

T: 809.565.7477.

Movilab

Av. Roberto Pastoriza No. 12, Ens. Naco, Sto. Dgo.

T: 809.683.6677.

Referencia

Av. Independencia No. 202, Edif. Santa Ana, Gazcue, Sto. Dgo.

T: 809.221.5545.

Hermanos de sangre

Av. Los Próceres esq. Euclides Morillo,

Diamond Plaza, Arroyo Hondo Sto. Dgo.

T: 809.732.6880.