Fotografías de bebé

Fecha

, Familia

Por Yaneris Michel / Fotos Principal: Aurora Ricart

“Los bebés crecen tan rápido”, es quizás la única afirmación con la que todas las madres del mundo estarían absolutamente de acuerdo. Y en esta época en la que la vida se nos pasa cada vez más aprisa, atesorar la magia de la infancia se convierte en un hermoso proyecto.

Pero ¿por dónde comenzar? En épocas pasadas nuestras madres atesoraban montones de fotos realizadas por amateurs. Pero en la actualidad la fotografía infantil es una rama a la que ciertos fotógrafos se dedican exclusivamente, logrando composiciones bellísimas que captan la angelical expresión de los bebés.

En Pandora, conversamos con tres fotógrafas expertas que nos contaron cuáles son los aspectos más importantes a tomar en cuenta para lograr la sesión de fotos perfecta para tu bebé. Aquí los resumimos para ti:

Busca inspiración

Desde tu último mes de embarazo (en los que puedes experimentar muchas noches sin dormir), ya puedes ir visualizando a tu bebé en tus brazos. Al mismo tiempo puedes ir buscando inspiración sobre cómo te gustaría que fuera su primera sesión de fotos, el concepto, la escena que quisieras recrear, etc. Pinterest e Instagram son una excelente fuente de inspiración. Pero también durante esta etapa debes ir buscando referencias de fotógrafos hasta elegir el experto cuyo estilo te guste más y contactarlo/a para una cita.

“Los padres pueden sugerir lo que desean para sus fotos, pero de no saberlo, le sugerimos temas o conceptos que tengan que ver con sus gustos, experiencias y vida. Un país, un hobby, deportes favoritos, profesión, gustos por los colores, animales, estilos, entre otros temas”, sugiere la fotógrafa Marciel Frías.

Foto de Marciel Frías

Foto de Marciel Frías

Coordina con tu fotógraf@

Si no te decides entre varios fotógrafos, coordina una cita con cada uno de manera que puedas conocerlos personalmente. Elige la persona con la que te sientas más cómoda, con quien tengas más química, pues la confianza en el fotógrafo será fundamental para lograr una buena sesión.

“Lo ideal es programarla con tiempo. De esta forma puedes crear un plan de lo que quieres. Con tiempo puedes comunicarle a tu fotógrafo tus ideas y gustos. Las sesiones de recién nacidos se recomienda antes de que el/la bebé cumpla sus 15 días de nacido (a). Planificar con tiempo garantiza que puedas trabajar con el fotógrafo de tu elección sin riesgo de que no tenga el cupo cuando llegue el momento de las fotos”, propone la fotógrafa Aurora Ricart.

Foto de Aurora Ricart

Foto de Aurora Ricart

Además la elección de los props o elementos de apoyo, debe ser la adecuada, ya que si el set se llena de una gran cantidad de utensilios, se pierde la armonía y la atención sobre el objetivo principal que es el bebé.

Bebé a gusto

Las tres fotógrafas consultadas coinciden en que el espacio en el que se realizarán las fotos es sumamente importante. “Hay que tener en cuenta que a quien vamos a hacer las fotos es a un ser humano que acaba de salir al mundo; alguien sensible y delicado que estaba acostumbrado a estar en el vientre de mami, bien acurrucado y sin nadie que le moleste. El espacio donde vamos a realizar la sesión debe ser el adecuado para que el bebé se sienta cómodo y relajado”, dice Patricia Shanlatte, fotógrafa del equipo de Shanlatte Productions.

Foto de Patricia Shanlatte

Foto de Patricia Shanlatte

Debe ser un espacio con mucha paz y silencio. Con una temperatura adecuada, para nada fría ya que a los bebés les gusta estar calientitos como en el vientre de mamá, pero tampoco muy caliente que provoque incomodidad.

“Las canastas, envases, nidos, etcétera, donde sea colocado el bebé no debe tener texturas que lo molesten. Mejor deben estar acompañados de algo acolchado que le brinde comfort”, sugiere Marciel Frías.

También se debe preparar al bebé asegurándose de que tenga todas sus necesidades básicas cubiertas, que haya comido, que su pañal esté limpio, que nada lo haga sentir incómodo.

Foto de Patricia Shanlatte

Foto de Patricia Shanlatte

“Mi consejo es darle al bebé un buen baño relajante, pero mantenerlo despierto de 1 a 2 horas antes de la sesión, para que pueda llegar a un sueño profundo en medio de la sesión y podamos realizar las fotos más tranquilamente”, dice Patricia Shanlatte.

Otras sugerencias importantes que hacen nuestras fotógrafas es no programar sesiones cerca de alguna fecha de vacunación, o posponer la cita si el bebé está sufriendo cólicos, tiene fiebre, o está enfermo. “Ningún ser humano actúa con felicidad o normal cuando se siente mal. Simplemente no dará lo mejor de sí”, dice Marciel Frías.

Relájate y confía

Tal y como mencionamos antes, la confianza en el fotógrafo (a) que has elegido es fundamental. Los padres deben estar conscientes de que las sesiones de fotos infantiles requieren de mucha paciencia y buena disposición.

“Los padres deben tener confiar en el trabajo profesional de la persona que tomará sus fotos. No puede existir la rapidez y el estrés a la hora de la sesión. Necesitamos padres felices, pacientes con sus bebés, con la mejor disposición y dispuestos a dar de su tiempo para que todo salga perfecto”, dice Marciel Frías.

Foto de Marciel Frías

Foto de Marciel Frías

“Mientras menos personas acudan a una sesión de recién nacido, mejor el resultado. Los bebés son esponjas que se alimentan de la energía que tienen a su alrededor. Cabe aclarar además, que en las sesiones de recién nacido se hacen las pausas necesarias, pues se dura más tiempo alimentando y durmiendo al bebé que efectivamente tomando las fotos”, señala Aurora Ricart.

Toma nota de todas estas sugerencias y obtendrás los más bellos resultados en tu sesión.

Contáctalas

Marciel Frías
@marcielfrias
www.marcielfrias.com

Estudio: 829-954-7908 

Aurora Ricart
@aricart_photography
ARicartphotography@gmail.com

Patricia Shanlatte (Shanlatte Productions)

@shanlatteproductions
809-669-5641
Shanlatteproductions@gmail.com