Cuando la Cigüeña llega con dos…

Fecha

, Entrevistas

Por Patricia Cruset/ Fotografías: Fuente externa y John McFarlane

¿Cómo es la vida de una madre cuando tiene mellizos? Aumentan los gastos, la carga de trabajo en el hogar y el desgaste emocional… ¡Todo es doble! Por supuesto, al final de la jornada también el amor se multiplica y las muestras de cariño compensan cualquier esfuerzo. Estos testimonios nos lo confirman.

Jenny Luna, madre de Enmanuel y Viviana Marte Luna (6 años)

30

“Fui bendecida porque siempre decía que quería dos hijos en el mismo parto y que fueran una hembra y un varón”, dice Jenny de su experiencia. La petición se cumplió mucho antes de lo que esperaba. “Estaba en tratamiento para eliminar unos quistes, cuando en una sonografía de seguimiento me dicen que los quistes habían desaparecido, que ahora estaba embarazada y que eran dos”, recuerda.

Los mellizos nacieron en óptimo estado de salud, pero a ella hubo que practicarle una histerectomía. En ese momento, más que nunca, agradeció que el parto hubiera sido de dos. “Tuve mucha ayuda, y cuando regresé a trabajar contraté a dos niñeras. Entendía que una sola no podía con los dos”, comenta. Como las demás madres de mellizos, está consciente de que todo se duplica, y en su caso, se sumó una condición que no le permitió amamantar. En el primer mes gastó unos US$1.000 entre fórmula, pañales desechables y pañitos húmedos. “Es una bendición pero hay que estar muy preparados tanto económica como físicamente para recibir la llegada de dos niños al mismo tiempo”, enfatiza. Ahora que los mellizos están más grandes ya no necesita de dos servicios que los cuiden. Aunque, claro, el tiempo para ella atenderlos siempre será el de dos en lugar de uno. “Me levanto a las 5:30 a.m. a preparar el desayuno, bañarlos, y cuando ya están listos, empiezo a arreglarme yo. Luego hacemos la ruta de llevarlos al colegio”, nos cuenta.

 

Angiel Pérez, Madre de Pedro Daniel y Ricardo Jesús Canalda Pérez (8 meses)

29

 

“Podemos hablar, tengo a uno de los mellizos durmiendo ahora en el hombro… Ah, ya se despertó (risas)”. Así comienza nuestra conversación vía telefónica con Angiel, quien hace ocho meses tuvo el privilegio de ser madre por primera vez. Para ella no fue tanta la sorpresa cuando se enteró que eran mellizos, ya que en su familia había dos casos similares. “Es bellísimo ver cómo interactúan, una bendición; pero siendo primeriza la experiencia es muy fuerte”, cuenta.

A diferencia de otras madres, ha tenido la oportunidad de dedicarse a cuidarlos al 100%. También tiene una niñera para los fines de semana. “No es tan fácil encontrar a una buena niñera”, revela. Y esa responsabilidad aumenta cuando se trata de cuidar a dos. “Todo es doble, no es como la gente piensa… nada viene en combo, son dos individuos totalmente diferentes”, resume su experiencia Angiel.

Recuerda que hubo momentos en los que se les acumulaban hasta 20 biberones, y que ella y su esposo se turnaban para dormir por las noches. Ser padres de mellizos también los ha vuelto más ingeniosos, pudiendo hacer de esta una experiencia muy divertida y de compenetración. ¿Qué han aprendido? “Es un cambio económico del cielo a la tierra, hay que ser creativos con lo que uno tiene. Planear, planificar, no se toman decisiones a la ligera… ¿Te imaginas que otra vez tenga mellizos?”, dice entre bromas. Y ya más en serio agrega: “Le doy gracias a Dios hasta por el cansancio. Ellos son mi motivo de cada día”.

Dashira Martínez, madre de Chantalle y Nicolás (9 años)

31

La doctora me dijo: “Hay un corazón latiendo; luego: espérate que siento otro… son dos corazones latiendo”. Así se enteró Dashira Martínez que estaba gestando dos criaturas dentro de su vientre. De inmediato su vida cambió. Empezó a preparar la habitación de su nuevo hogar y a buscar el personal médico adecuado. En ese tiempo fue la primera madre de mellizos en el mundo a la que se le practicara una cesárea con láser.

Los cambios más significativos vinieron luego del parto. “Los primeros meses fueron difíciles porque nacieron con 33 semanas”, recuerda. Esa situación la llevó a contratar a dos enfermeras a tiempo completo y se sumaron las visitas a distintos especialistas, por su condición de prematuros.

En el aspecto emocional también fue una transformación. “Antes me sentía muy libre en todo, y luego del parto me tenía que dedicar 24/7 a los bebés; dormía muy poco. Aunque nunca me sentí triste, a veces tenía la sensación de que no sabía qué hacer”, nos cuenta.

Ahora, Dashira se cuida de no exponerlos en las redes sociales. “Entiendo que el hecho de que yo sea figura pública no los hace a ellos también”, argumenta. Prefiere no vestirlos con la misma ropa o color, y en el colegio están en cursos separados. “Quiero que cada uno desarrolle su personalidad”, nos dice. Le preguntamos qué le aconseja a las madres que desean tener mellizos, y responde: “Hay que estar muy preparados emocional y económicamente. Es un comentario que muchas veces se hace a la ligera”.

Opina el experto

Alexander Montes De Oca,  gineco-obstetra y especialista en reproducción asistida de Medicalnet, aclara las dudas más comunes cuando se trata de embarazos múltiples.

¿Qué implica a nivel físico? El hecho de llevar un embarazo múltiple altera la fisiología normal de la madre y los cambios son más acentuados, por ende, se requiere un mayor esfuerzo de la madre.

¿Hay que tener un cuidado más especial que cuando se trata de uno solo? Sí, se debe de dar un seguimiento médico más estricto en el control prenatal, debido a que las complicaciones, como hipertensión arterial, diabetes o parto pre-término son más frecuentes.

¿Se incrementan los gastos en cuanto a medicamentos, es decir, se indica la misma cantidad de pastillas prenatales que cuando se trata de una sola criatura? A menudo se cree que debe aumentarse la ingesta de vitaminas prenatales durante un embarazo múltiple. Sin embargo, esa suplementación debe ser igual en un embarazo único o múltiple. En cambio, los seguimientos de los niveles hemáticos son más estrictos.

¿SON TAN AFORTUNADAS?

32

Zoe Saldaña, Jennifer López, Julia Roberts, Angelina Jolie y una larga lista de celebridades tienen en común, además de su fama, el que sobrepasaban los 35 años cuando dieron a luz mellizos o gemelos. Aunque no lo hayan admitido abiertamente, esa coincidencia se debe a que su concepción no haya sido natural. “La mayoría de estas mujeres fueron sometidas a tratamientos de reproducción asistida, ya sea inseminación artificial o fertilización In Vitro”, asegura Montes De Oca. Sarah Jessica Parker, madre de gemelas, admitió abiertamente que había utilizado un vientre de alquiler con un óvulo de ella fecundado con el esperma de su esposo, ya que a sus 44 años y tras varios intentos, le había sido posible. Otras, simplemente optaron por un tratamiento de reproducción asistida menos complejo. “A mayor edad, la capacidad de la mujer producir óvulos en buena cantidad y calidad disminuye, esto es de forma natural. Si es con la utilización de técnicas de reproducción asistida el porcentaje de embarazo múltiple sí pudiera aumentar”, concluye el especialista.

33

Y el precio es…

En Pandora fuimos al súper y tomamos nota de los precios de algunos productos básicos. Suma, resta y multiplica y verás el resultado.

* Pañales desechables. Los primeros días se  consumen unos 14 pañales diarios, luego de 9 a 5. Una caja de 80 unidades vale RD$900.

* Pañitos húmedos. Se gasta una caja semanal de 72 unidades. El precios oscila de RD$80 a RD$224.

* Fórmula en polvo. Entre RD$1.300 y RD$1.600 la lata de 340 gramos.

* Loción corporal. RD$327 pesos (en promedio, dura dos meses).

* Polvo talco. RD$400, el envase de 600 gramos (dura casi un año).

* Shampoo. RD$275.

* Barra de jabón. De RD$40 en adelante.