Seguridad al volante

Fecha

, Columnas

Por Pablo Grimberg/ @PabloGrimberg

Tu vehículo es tu mejor protección contra los delincuentes pero también pudiera representar tu mayor riesgo. ¿Qué debes tomar en cuenta para no ser una presa fácil de la delincuencia?

1. Procura abordar y descender estacionamientos privados con seguridad y no en la vía pública, cuando no te sea posible hacerlo lo más cercano a tu destino.

2. Antes de llegar al vehículo observa bien los alrededores y asegúrate de que no hayan personas u otros  vehículos extraños o sospechosos próximos al tuyo. De ser así, no tengas vergüenza en llamar a una persona de seguridad o a alguien de confianza que te acompañe al vehículo. Recuerda que más vale prevenir que lamentar.

3. Estando cerca del vehículo, ten las llaves a mano y utiliza el control para abrir el seguro de las puertas. Éstas ya deben estar abiertas cuando llegues al automóvil. Abre, entra, tranca los seguros, enciende el motor de una vez y colócate el cinturón de seguridad lo más rápido posible. Evita estar con el vehículo parado hablando por el celular, escuchando música, etc.

4. Si te abordan y piden detenerte, bajar los vidrios o abrir la puerta, no lo hagas y dirígete a un lugar seguro como un destacamento de policía, bombero, gasolinera… nunca vayas a tu casa, no arrastres el peligro a tu hogar.

5. Cuando el automóvil esté en movimiento mantén la distancia de los que se encuentren a tu alrededor. Una forma de hacerlo es que puedas ver las gomas traseras del vehículo que tienes delante de ti. Esto te dará suficiente espacio para realizar alguna maniobra brusca para poder salir de una situación sospechosa.

6. Nunca dejes cosas de valor en tu vehículo ni documentos que te identifiquen o con los que se pueda obtener la dirección de tu hogar o empresa en la cual trabajas (llaves de la casa, recibos de pago de luz, tarjetas de crédito, carnets…)

7. Si utilizas un valet parking siempre procura que estén debidamente identificados; míralo a la cara y pregúntale su nombre. Cuando regreses verifica tu vehículo, desde los asientos traseros hasta el baúl, ya que los asaltantes suelen esconderse en los maleteros o asientos traseros para que cuando ya estés en tu hogar, realizar el asalto.

8. Procura siempre tener más de medio tanque de gasolina, por si tienes que realizar una escapada y dar varias vueltas para evadir a los delincuentes.

9. Cuando estés cerca de tu hogar, verifica los alrededores. Da una vuelta para estar segura de que no haya nada sospechoso. Si ves un carro o personas dudosas llama a la policía o a algún vecino/familiar que te acompañe a entrar a tu hogar.

10. La rutina es nuestro principal enemigo evítale variando horarios, rutas y vehículos, claro, mientras sea posible.

11. Mantén tu vehículo en perfectas condiciones, es decir, siempre llévalo a su mantenimiento correspondiente. Recuerda, tu vehículo es tu mejor protección, pero si no lo cuidamos puede ser lo contrario.

12. Ten a mano una lista de teléfonos de emergencias.

13. Conduce atento a tu alrededor.

14. Procura tener siempre el equipo de prevención y seguridad completo (llave de auxilio – baliza, chaleco lumínico, linterna con pilas y un extintor adecuado con su carga vigente). También, cuenta con un botiquín cuyos medicamentos tengan fechas lejanas de vencimiento.

15. Siempre verifica el neumático de repuesto, que tenga suficiente aire y esté en buen estado. También verifica las luces en general, limpia vidrios, aceite, líquido de frenos… Si te es complicado, dirígete a un taller de servicio a que realicen una revisión de todo lo antes mencionado. P

Descarga la aplicación de Asistencia y Seguridad Vial ForceSOS en Google Play y Apple Store. www.forcesos.com y sigue sus consejos en @ForceSOS @SecurityForceRD