En busca del trasero perfecto

Fecha

, Hot

 “Aquí, en esta isla caribeña, las ‘colas’ están de moda entre modelos y presentadoras”, explicaba la periodista en un reportaje para el noticiario de la cadena Telemundo, “Al Rojo Vivo”, sobre el auge de los traseros grandes en República Dominicana. Pero la realidad es que la tendencia también ha llegado a las “mujeres comunes”, quienes antes que un aumento de senos prefieren uno de trasero. ¿La edad promedio? Entre los 21 y 32 años.

El dato lo arroja el doctor Jairo Ulerio, cirujano plástico y reconstructivo de Plastimedic, quien asegura que en los 80, 90 y hasta 2000 las mujeres se veían influenciadas por Pamela Anderson y otros íconos de esas décadas. Hoy, en cambio, tienen el ejemplo de Nicki Minaj, Kim Kardashian y, claro, Jennifer López, entre otras. “Estamos muy bombardeados por la cultura anglosajona. Anteriormente, en Estados Unidos, la tendencia era colocarse implantes de senos muy grandes. Con el tiempo han dado muchos problemas porque se caen y los senos sólo se ven firmes cuando la mujer lleva sujetador”, explica el especialista; y luego agrega: “La mujer que tiene un implante de senos muy grande ronda entre 30 y 40 años. Las que quieren uno de glúteos van entre 21 y 32 años, gracias al impacto social que tienen las celebridades de ahora”.

Y así, en la medida en que los senos se han reducido de tamaño, ha surgido la tendencia de aumento de glúteos. Normalmente, las que se retiran el implante mamario quieren ponerse uno de glúteos. También se ha puesto de moda hacerse la cintura muy pequeña y las nalgas grandes, conocido como el cuerpo de copa (lo que de inmediato nos hace recordar la famosa foto de Kim Kardashian en la portada de la revista Paper). “Son las que salen en las revistas, en los programas de televisión… y las mujeres se quieren ver como ellas”, aclara el especialista.

Por lo seguro

El mismo reportaje realizado para “Al Rojo Vivo” califica la tendencia como controversial y riesgosa, probabilidades que aumentan de acuerdo al lugar, quién realiza el procedimiento y hasta el material que se utilice para el aumento. Sólo están aprobados los implantes de silicón y las lipoinyecciones, que consisten en extraer la grasa del cuerpo de los misma paciente y aplicarla en los glúteos. “Aunque algunos centros promocionan los biopolímeros está demostrado que son dañinos para la salud y podrían afectar diversos órganos del cuerpo”, apunta el cirujano.

Como todo procedimiento, tiene sus riesgos, pero se disminuyen porque se hacen exámenes de sangre, del corazón, de los pulmones de los riñones, del hígado. Los posibles riesgos podrían ser acumulación de líquido (seroma), acumulación de sangre (hematoma), algún tipo de neuralgia por afectación nerviosa, asimetría, ya que el cuerpo no es parejo; rechazo del material del implante o un absceso. “Para cada cirugía se hace una evaluación médica, y si algo sale mal el procedimiento no procede”, aclara.

Antes de la intervención es recomendable investigar quién realizará el procedimiento. “Debe cerciorarse que esté en la página de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva (www.sodocipre.net), tomar en cuenta la infraestructura donde se va a realizar el procedimiento, que el médico tenga experiencia en ese tipo de cirugía y hacer un plan conservador, de acuerdo al cuerpo de la paciente, no algo que vio en alguna revista o programa de televisión, ya que cada cuerpo es distinto”.  Ulerio, incluso, sugiere, preguntar dónde el doctor estudió, qué cantidad de personas opera en un día y quién será el anestesiólogo. “En el plan operatorio tienes oportunidad de preguntarle al médico todo: riesgos, beneficios, resultados a mediano, corto y largo plazo, complicaciones… todo se evalúa”, añade.

Implante o lipoinyección

Se indica un implante de glúteos a la paciente delgada que no tiene de dónde extraerle tejido graso para lipoinyectarle. Mientras que a la paciente promedio se le hace una lipoescultura de cintura y espalda, y se coloca esa misma grasa en los glúteos. Ulerio aclara que “como se trata de la misma grasa del cuerpo, al aumentar de peso, incrementan los glúteos y viceversa, en el caso de que pierdas peso”. Hay distintas técnicas: se puede aplicar la grasa en diversos planos, como intramuscular, a nivel subcutáneo profundo o superficial.

En el caso de las prótesis, éstas tienen ventajas que se pueden aprovechar de acuerdo al cuerpo de la paciente. También desventajas que se deben tomar en cuenta. “Una paciente corredora, futbolista o atleta no le conviene un implante de glúteos, porque se coloca dentro del músculo, y con este tipo de actividad tendría mucho roce, lo que podría ocasionar complicaciones a mediano y largo plazo. A esa paciente le recomiendas una lipoinyección, y así evitas futuras complicaciones, como seromas, retención de líquido o acumulación de sangre”, comenta el experto.

¿Es cierto que es una de las cirugías más dolorosas? “Molesta un poco”, nos responde Ulerio, pues se realiza un despegamiento de los glúteos, pero al otro día de la cirugía te puedes sentar y caminar, además de que se indican analgésicos y antiinflamatorios que ayudan a manejar el dolor. El implante es aprobado por la FDA y tiene garantía de por vida. “Luego de la cirugía se recomienda hacer ejercicio para mantener un buen tono muscular”, agrega.

La medida ideal

El implante debe ser simétrico con la cadera y la cintura. No tienes que medir 90-60-90 porque no eres modelo, pero el doctor, en base en base a tus proporciones, determina la medida del implante, que van desde 150 hasta casi 450cc. “La mayoría de las mujeres que ves con los traseros muy grandes, no tienen implantes sino lipoinyecciones glútea, ya que con este método se te pueden inyectar hasta 3000 cc porque la grasa se distribuye en diferentes planos”, explica Ulerio.  El tiempo de recuperación con el implante es de unos 30 días, mientras que con las inyecciones ese período se reduce a 15.

Cuestión de autoestima

“Yo que trabajo en los medios de comunicación sé que vendemos imagen y que es algo importante; pero como también trabajo la parte terapéutica, de la autoestima, observo que muchas veces trae confusión en las jovencitas al ver a ciertas figuras triunfar, y quieren imitar su cuerpo”, explicaba Ana Simó en un panel del programa “Más Roberto”.

“Aunque debes cuidarlo y sentirte cómoda con tu cuerpo, lo que siempre les digo a estas chicas (las que trabajan en televisión) es que también tienen la responsabilidad en sus espaldas de demostrar que también son inteligentes, porque, lamentablemente, hay una creencia de que la mujer es bonita pero bruta, lo que no es así”, añadió la experta.

Pero lo cierto es que para muchos tener un cuerpo con ciertas dimensiones o parámetros les asegura un camino más rápido en los medios de comunicación. El presentador y propietario del programa “0 es 3”, Jesús Gil, aseguraba en una entrevista al programa “Famosos Inside”, de N-CDN, canal 37, “tú no puedes ir en contra de lo que está y si la televisión exige que tengan esos cuerpazos hechos y los patrocinadores están contentos, entonces hay que hacerlo”. Las reacciones no se hicieron esperar, entre ellas la de la comunicadora Miralba Ruiz: “Hay más cosas que ofrecerle al público y esos comentarios no dejan de ser una ofensa, pero hasta que esas mujeres no se hagan respetar por otras cosas que no sean sus atributos físicos, tristemente, no sólo van a tener que tolerar que lo diga él, sino que lo diga mucha gente más”.

A base de ejercicios

Hay quienes la búsqueda de un cuerpo ideal (incluido el trasero perfecto) las ha llevado a entrenar duro. Lo que empezó para perder esas libras de más hoy se ha convertido en un estilo de vida. Lo que más le satisface a Alexandra Peña, quien se prepara para participar como Bikini Wellness en el Mr. República Dominicana, a realizarse en abril próximo, es que su ejemplo ha servido para inspirar a otras mujeres. “Con mi entrenamiento busco estar en forma, claro está, pero conforme veo los resultados en mi cuerpo me siento más segura de mí y más cómoda. He aprendido a esperar con calma, que la disciplina y el esfuerzo tienen resultados increíbles”, nos comenta. Y aunque no ha sido fácil, ha logrado lo que quería: obtener un trasero a base de músculos, sin la ayuda de implantes. “Con una alimentación balanceada y entrenando cinco veces a la semana me ha tomado seis meses y todavía falta… (risas). Algunas rutinas fáciles, otras todo lo contrario, pero al final estoy feliz con los resultados”, concluye.

Le preguntamos al entrenador personal y copropietario de The Fitness Lounge, José Manuel Peña, cuáles son los mejores ejercicios para lograr el tan ansiado trasero perfecto y nos responde: “Generalmente los músculos de los glúteos (máximo y medio) están involucrados en tres ejercicios distintos: extensión, hiperextensión y abducción de cadera. Lo ideal es generar un mayor tiempo bajo tensión ejecutando split squats, elevación de caderas, glute ham raise, sentadillas de rodillas y sentadillas completas”.

 ¿Los resultados? Peña enfatiza en que con la alimentación adecuada y una rutina de entrenamiento específica, una persona puede comenzar a notar su progreso a partir de la octava semana. “Realmente se pueden conseguir buenos resultados con ejercicios. Una buena programación con pesas y descanso nos llevará a conseguirlos, pero es imposible dar todo el crédito a los ejercicios. La alimentación es sumamente importante; hay que consumir fuentes de proteínas de alta calidad, como huevos, pollo, pescado y carne roja”.

De acuerdo al reporte de 2015 de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS, por su siglas en inglés), los implantes de glúteos se encuentran en el top de las cirugías plásticas de mayor crecimiento en los Estados Unidos. Una tendencia que arrancó en 2014.

 

Los más famosos

En el 2012 la noticia corrió como pólvora: Jennifer López aseguraba su trasero en más de US$5 millones. Ella estaba consciente del “valor” que tenía esa parte de su cuerpo. Y cuatro años después la suma sigue en aumento. En su reciente visita a Watch What Happens: Live (Bravo), cuando el presentador del show, Andy Cohen, le preguntó cómo se sentía por el hecho de que Kim y Khloé Kardashian le hayan “robado” el tener el mejor trasero, JLo no dudó en responder: “Creo que fui quien abrió el camino a todas”. Y luego, en tono de broma, agregó: “Hay mucho espacio para todos los traseros”.

Antes de JLo había otro trasero más famoso: “La Venus Hotentote” , nombre artístico de Sara Baartman, una africana que se convirtió en una especie de atracción de circo debido a sus prominentes nalgas. Fue exhibida en Londres y París, y, luego de su muerte, en el Museo del Hombre de París, hasta 1974. Su caso es considerado como grotesco y de racialismo.

En las redes

Las redes sociales, en especial Instagram, han servido de plataforma para que muchas mujeres se animen a compartir su cambio físico, incluyendo sus rutinas de entrenamiento. Algunas coleccionan los seguidores por millones, como Jen Selter, quien casi alcanza los nueve.  Mientras que la venezolana Michelle Lewin ha hecho viral el hashtag #lacuerpa, y cuenta con 7.5 millones de seguidores. La también venezolana, Michelle Medina, es otra enternadora personal que comparte sus consejos en Instagram. También Alzira Rodríguez y Sally Aponte han hecho de la red social una aliada para mostrar su estilo de vida y, de paso implementar asesoría online. Por supuesto, no podemos dejar de mencionar a la dominicana número uno en Instagram, en materia de fitness, Massy Arias (MankoFit) quien cuenta con 2 millones de seguidores.

Cuestión de piel

Una de las partes del cuerpo que más se ve afectada por el cambio de peso son los glúteos. Michelle Herrera, médico dermatóloga y propietaria de Medical Laser Center nos dice cuáles soluciones ofrece la dermatología estética:

• CELULITIS

Los tratamientos más efectivos e innovadores para tratarla a nivel estético incluyen: Trioishape, que combina varias tecnologías combinadas en un mismo aparato. Se trata de la última innovación en el terreno de la estética, por ser una de las terapias más completas, ya que maneja la celulitis desde varios puntos como la reducción de las células grasas, organización de tabiques fibrosos que producen la piel de naranja, así como estimulación de la circulación. La cantidad recomendada es 10 sesiones.

Para alisar y tensar los tejidos, la tecnología más innovadora para es la Radiofrecuencia, especialmente recomendada para celulitis rebelde, postparto y los cambios bruscos de peso. Activa la lipólisis en el interior de las células grasas y, a la vez, amplifica la producción de colágeno. Otros tratamientos que se utilizan con buenos resultados incluyen carboxiterapia, mesoterapia, endermología y drenaje linfático.

• ESTRÍAS

El tratamiento por excelencia para tratar las estrías son las terapias con láser ablativo, como el de CO2 y el de Erbio-Yag, que permite reestructurar las fibras elásticas dañadas, promoviendo la producción de colágeno y mejorando el aspecto de las estrías. “No se eliminan en un 100% pero pueden hacerse imperceptibles. Las estrías recientes (de color marrón o rojas) responden mejor que las tienen mucho tiempo”, nos explica Michelle Herrera.

Existen otros tratamientos estéticos muy efectivos como los peeling químicos, microdermoabrasión, uso tópico de cremas con ácido retinoico  y vitamina C.

¿Los mejores?

En un artículo publicado en el periódico El Universal, titulado “¿Dónde están los mejores traseros?, los países son:

1 Brasil

2 Argentina

3 Colombia

4 Cuba

5 África