Carlos Durán

Fecha

, Póster

 “Metido en las redes y en Chévere Nigths. En eso estoy ahora”, nos dice Carlos Durán, quien desde febrero pasado forma parte de ese exitoso espacio nocturno. La historia empezó hace dos años, cuando estudiaba ingeniería industrial. Su padre no lo encontraba muy entusiasmado y lo motivó a encontrar su verdadera pasión, que definitivamente no era la carrera que ya casi finalizaba. Su familia lo apoyó en todo momento, aunque no se tomó muy en serio el nuevo proyecto de Carlos: subir videos a Youtube. “Pensaban que era una etapa, algo pasajero”, nos cuenta.

Pronto recibió una llamada de Karina Larrauri para participar en su programa Lunátika; le siguió una propuesta para formar parte de otros proyectos, y así sus padres supieron que el proyecto iba en serio. Hoy son sus mejores admiradores. Ahora, el reto es llevar el Show de Carlos Durán a un plano internacional.

Mientras llegan los nuevos proyectos, aprovechamos la Navidad, una de las épocas preferidas de Carlos, y celebramos nuestra última edición de 2015 con un emblemático personaje: El Cascanueces. No lo podemos negar, nos sentimos felices de que Carlos se concentrara tanto en el póster que hasta permitiera le quitáramos su barba. “Me tomo muy en serio cada trabajo”, confiesa.

P ¿A raíz de cuál video te llamaron para trabajar en los medios? ¿Cómo sucedió todo? La primera que me llamó para trabajar en los medios fue Karina Larrauri, por recomendación de Sergio Carlo, luego del video “El vuelo de la Chikungunya”, que fue uno de los primeros que di a conocer. Luego me contacta Nuria Piera y empiezo en N-CDN, en julio de 2014, y en febrero de este año paso a formar parte de Chévere Nigths.

P ¿Cómo preparas el librero, de dónde salen argumentos? Mucha gente me ayuda en las redes sociales con el hashtag #RetoaCarlosDurán, pero la mayor parte de los videos me los invento yo. Me la paso 24/7 pensando qué voy a hacer la semana que viene, cómo puedo lograr un buen video, qué se puede hacer viral y qué no; si quiero algo sobre un tema de comida o para ayudar, porque algunas cosas las hago para concientizar. Empiezo a pensar en el video una semana antes de realizarlo porque así me da tiempo para unir lo actual con la producción pensada.

P ¿Cuál ha sido el más viral hasta el momento? Ha sido Broma a Arcángel, que tiene casi 700 mil visualizaciones. Después, uno que realicé en N-CDN, “Reacciones a un temblor que nunca ocurrió”. Pero hay muchísimos más.

P ¿Qué planes tienes para el 2016? Este año uno de mis sueños era darme a conocer en República Dominicana y, gracias a Dios, el apoyo ha sido mucho más de lo que esperaba. Ahora, el reto es pensar de manera más internacional, que un mexicano se ría o sienta lo mismo que puede sentir un dominicano con uno de mis videos. Por lo tanto, voy a seguir cuidando el lenguaje, que es algo que siempre he hecho. Sin irme a lo formal, trato de hablar el español correctamente. Actualmente, el 40 por ciento de las personas que me ven son dominicanos, pero también tengo seguidores de Estados Unidos, México, España y Colombia.

P ¿El Carlos que aparece en los videos se parece a ti? Eso depende del video, ya que hay personajes diferentes. Pero si te fijas en las entrevistas, lógicamente, no es como yo, porque soy más serio. Se puede ver un poco de mí en las introducciones de los videos y al final, que es donde doy la moraleja.

 P ¿Qué tipo de humor no harías? Respeto mucho la religión, la filosofía de cada persona y las afiliaciones políticas. He incursionado en chistes políticos pero no me siento cómodo porque entiendo que me parcializo, y no me gusta excluir a nadie. La idea es buscar una comedia que a todos les guste.

P Hay quienes aseguran que los videos se basan en hacerle preguntas a gente de un nivel académico que no está capacitada para responderte. No es falta de educación o que estamos en un país pobre. Cada persona que entrevisto se queda con una enseñanza. Y si esa gente necesita cierto empujón para aprender, entonces estoy haciendo un buen trabajo. La falta de interés es más peligrosa que la falta de oportunidad. Entonces, no acepto mucho esas críticas; sí las leo para saber qué la gente está pensando, pero entiendo que no se han enfocado en lo que yo quiero transmitir, que es una forma de aportar a la educación.

P ¿Alguna anécdota? Me pasó que en febrero; se me acercó un chofer de carro público que antes había entrevistado y me dijo que se había inscrito en el programa de alfabetización “Quisqueya aprende contigo”. Después que ven los videos mucha gente se me acerca y me dice: “Mira, yo aprendí x cosa contigo”.

P Aparte de los videos de Youtube, ¿en qué otras áreas te gustaría incursionar? Es posible que este 2016 me vean participando en cine. 

P Tu personaje de Cascanueces está inspirado en un obsequio que recibe una niña por Navidad, ¿cuál ha sido el mejor regalo que te han hecho? Siempre acepto las cosas, no importa lo que sea. Y mucho mejor si es en Navidad, que es una época en la que me cambia el humor. Desde que veo la primera lucecita navideña, ando en mi carro con Frank Sinatra o Michael Bublé. Ya mi novia ni quiere montarse (risas).

P ¿Qué te gustaría regalar a ti? Estoy planeando hacer un regalo a niños necesitados. Lo hice el año pasado vestido de

Vieja Belén.

P ¿Alguna experiencia memorable en Navidad? Todas son memorables, y en mi familia nos lo tomamos muy en serio; nos juntamos y se goza bastante. Cada año, la vivo de manera diferente.

 SIN EDICIÓN

 “Me gusta mucho Snapchat porque es una red social totalmente orgánica. No hay edición, y lo que estás viviendo en el momento es lo que compartes con tus seguidores”.

 Un clásico de Navidad

El Cascanueces, escrito por Ernst Theodor, se ha convertido en un esencial de la época. La historia trata sobre el nuevo juguete que la joven Marie Stahlbaum recibió la noche de Navidad, y que cobra vida. Después de derrotar al Rey Ratón tras una dura batalla, la lleva a un reino mágico poblado por muñecos. Ha sido llevado al ballet y al cine. El muñeco de madera es uno de los símbolos más emblemáticos de la temporada. 

TWITTS  PARA UNA VIDA.  El cuento fue adaptado en una obra de ballet clásico en 1892/ Luego de su estreno, en el Marinsky de San Petersburgo, se ha convertido en una de las piezas más famosas del ballet/ Sin embargo, la presentación no es del cuento original, sino de un nuevo libro que escribió Alejandro Dumas.

Créditos

Fotografías: Adolfo Florentino

Maquillaje: Mónica Mendoza

Peluquería: Brown (Abatte Gustavo Mejía Ricart)

Vestuario: Bonchecitos

Espada: Melody Martínez

Locación: Lobby Multimedios del Caribe.

Agradecimientos: Enver López y Jennifer Martínez