¿Cómo emprender?

Fecha

, Temas

Históricamente, para las mujeres ha resultado más difícil que para los hombres el empezar un negocio. Sin embargo, las cosas están cambiando… ¡finalmente! Cada día son más las empresas que apuestan al talento femenino para liderar sus puestos clave, lo que a su vez ha generado que nos sintamos respaldadas y con mayor seguridad para emprender. ¿A qué se debe esto?

Brian Rashid, coach motivacional que trabaja para empresas como Facebook, Intel, Linkedin y Twitter, y a quien tuvimos la oportunidad de entrevistar para este artículo, nos plantea una respuesta muy sencilla, que paradójicamente siempre estuvo ahí: “Las mujeres son increíbles colaboradoras, son creativas, se interesan más por los demás; suelen enfocarse más en sus puntos fuertes y explotarlos”. Esto significa que en general vemos el vaso medio lleno. ¿Y sabes qué es lo mejor de poder embarcarse en el emprendedurismo actualmente? Que no necesariamente necesitarás una oficina o dedicarle 8 horas de trabajo diario para lograr que funcione.

Primero, lo primero
Tienes una idea pero, ¿por dónde empezar? Pues por lo más básico: definirla. Conocer los pasos que necesitas dar antes de poner tu idea en acción es primordial. ¿Qué ganas con esto? De acuerdo a la oradora motivacional dominicana Tania Báez, priorizas, te enfocas, trabajas tu estrategia y tienes la noción de para qué lo quieres, es decir, cómo va a impactar en tu vida.

Enfrentando el miedo
Hay una frase en torno a esto que me encanta. Nelson Mandela dijo muy sabiamente que “El valiente no es quien no siente miedo, sino quien lo conquista”. La naturaleza del ser humano es temer a lo que no conoce. Así que no pienses que cuando sientas miedo estás en un segmento exclusivo de la sociedad; lo que no puedes permitir es que te paralice.
Desarrollar la seguridad y el liderazgo, que para la joven emprendedora y autora de Eat, Love, Vita, Dominique Barkhaussen, son esenciales para emprender, puede ser, para muchas una tarea difícil, sobre todo cuando se es madre, y más aún, si a esto le agregamos el adjetivo de soltera. Es decir, ¿cómo dejas tu trabajo para poner en marcha tu sueño de toda la vida? Si ya tienes un trabajo, al menos que tengas mucho dinero ahorrado en el banco, lo ideal es empezar a construir tu empresa poco a poco, al paralelo, así te quitas la presión y los pensamientos de qué harás si fracasas. Esa es la idea del también orador para Ted, Brian Rashid.

“Mira tu trabajo actual, si te gusta pero sientes que necesitas un cambio, mira cómo puedes crear una empresa que te permita trabajarla sobrerealizando lo que ya haces. Por ejemplo, si ves que en tu trabajo se necesita una herramienta para mejorar la comunicación del equipo y tienes un plan para lograrlo, plantéale un workshop sobre cómo solucionar el problema a tu jefe. Digamos que te vaya bien en este workshop, puedes quedarte en tu trabajo y también ofrecerlo a otras empresas y manejarlo en tu tiempo libre”, puntualiza.

Rashid agrega que el miedo al fracaso no debe interferir en tu plan de acción, pues por si no lo sabías, el 85% de los negocios fracasan. “Es normal, por eso hay que saber cuándo retirarse. Si tu negocio está a punto de colapsar y puedes descartarlo, hazlo a tiempo”.

Lo segundo que puedes hacer, es tratar de vender tu idea a otros. Es la única forma de conseguir respaldo. Esto te salvará miles de dólares. Entrevista a tantas personas como puedas y diles, si te ofrezco esta idea, ¿la comprarías? A muchos les preocupa el hecho de que otro le robe su idea cuando la plantee. Mi respuesta es que ellos no la ejecutarán como la tienes planteada, es como tu hijo. Y en caso de que lo hagan, es una oportunidad para reformular dicha idea. P

PNL PARA EMPRENDER
La programación neurolingüística (PNL) puede ser tu aliada a la hora de ejecutar tus ideas, eliminar creencias paralizantes y dar paso a las útiles. Esto da como resultado el alcanzar nuestros objetivos. De acuerdo a Félix E. Sánchez, vicepresidente de la Asociación Dominicana de Programación Neurolingüística (ADPNL), ésta ofrece tres pilares para poder lograr transformaciones personales y profesionales:

* Enfócate en resultados. Debes saber lo que quieres lograr, cómo y para cuándo lo quieres. Además, el afianzar la creencia de que poseemos los recursos necesarios dentro de nosotros, programa la mente consciente y la inconsciente para que todo lo que percibamos nos oriente hacia ese objetivo.

* Desarrollar la agudeza sensorial. Nos permite el empleo de los sentidos para saber si estamos alejándonos o acercándonos a la meta propuesta. También, calibrar cómo nos estamos relacionando con nuestro entorno y verificar si los pasos dados son asertivos.
* Actuar con flexibilidad. Esto invita a salir de la zona de confort y dejar las viejas creencias: culturales, heredadas o aprendidas, que pueden sabotearnos en el proceso. Por ejemplo, las siguientes frases refuerzan la creencia colectiva de que las mujeres no ocupan puestos de posiciones altas: “Los hombres las prefieren brutas”, “Las mujeres que trabajan tanto no son buenas madres”, “No hay tiempo para hijos”, “El mundo de los negocios es para los hombres”.

Uno, dos y tres… ¡Eureka!
Haz un plan con los tres primeros pasos que debes seguir para llevar tu negocio a la realidad. Siempre es bueno escribir todo. ¿Qué puedes hacer hoy para poner tu idea en acción? ¿Qué podrás hacer mañana? Por si acaso necesitas un empujón más, le pedimos a Brian Rashid, coach y orador motivacional para empresas como Facebook, Intel, Discover, Linkedin, Twitter, Jawbone, que nos facilitara esos tres primeros pasos. El resto dependerá de ti.

1. Habla con la gente. Pregúntales si comprarían tu idea.
2. Ten presencia en internet, es decir, crea tu página. Exponer tu rostro al mundo, que sepan lo que estás haciendo.
3. Es muy obvio, pero debes vender tu idea. Empieza manejando una lista de contactos de personas que crean en ti (amigos, familia, compañeras de trabajo…). Si alguien cree en ti, va a trabajar por ti ayudándote a impulsar tu concepción.

Conecta con Brian en brianrashid.com