Finanzas: lo que debes saber

Fecha

, Familia

“Arrópate hasta donde la sábana te alcance” es un dicho popular que no pasa de moda, menos hoy día, cuando muchas personas tienden a gastar más de lo que producen, la mayoría de veces, en cosas que realmente no necesitan, y pasan la vida trabajando para saldar deudas. Si esta es tu situación, es hora de hacer balance y ver dónde estás fallando para mejorar tu economía. Aquí te dejamos las sugerencias del asesor de finanzas personales César A. Perelló.

ASUME EL COMPROMISO. César A. Perelló nos dice que es importante estar claro de que no se puede gastar más de lo que ingresa, y evitar comprometer los ingresos futuros más allá de tu capacidad de pago.

EQUILIBRA. Otra de las claves que da el especialista para mejorar las finanzas personales es llevar un estilo de vida acorde con tus ingresos.

DESARROLLA UN PLAN B. La generación de ingresos adicionales a la labor que realizas es un paso muy importante para ayudar a la estabilidad económica, ya que contribuye a aumentar el presupuesto y, además, a lograr metas mediante el ahorro.

PLANIFICA. Uno de los errores más comunes que cometemos, financieramente hablando, es la falta de planificación, lo que suele conducir al sobreendeudamiento.

TOMA NOTA. Perelló recomienda elaborar un presupuesto, pero más importante aún es llevarlo a cabo. “Un presupuesto nos indica a dónde va el dinero que nos ingresa y permite dar seguimiento a los gastos más importantes, así como determinar las posibles líneas en las que podemos ahorrar”.

TEN UNA RESERVA. Contar con un “clavito” o fondo de emergencia para aquellos momentos en que las cosas se salen de control y llegan los imprevistos (como enfermedades y gastos de reparaciones) es otro de los consejos del experto. Sin un fondo de emergencia, ante cualquier problema, tendrías que recurrir al endeudamiento y con ello al pago de intereses.

EVITA. No recurirr al uso de créditos informales o préstamos a réditos es otra de las sugerencias del asesor en finanzas personales.

REVISA. Muchas veces se utilizan las tarjetas de crédito para pagar bienes o servicios que no están a nuestro alcance, lo que se traduce en sobregiros y en el pago de altas tasas de intereses que aniquilan nuestro ya lastimado presupuesto. César A. Perelló nos recuerda que las tarjetas de crédito son para gastos imprevistos y no para usarlas cotidianamente, sobre todo si no cuentas con un ingreso que te permita cubrir la deuda.