Después de un gustazo, contrarresta el solazo

Fecha

, Póster

El verano da sol y nuestro cuerpo pide playa, arena y mar. Ya sea que visites una piscina con tus compañeros, o la pases explorando los diversos puntos turísticos del país, un factor es seguro: tu piel estará expuesta al sol veraniego representativo de nuestra isla. Aunque el bronceado café que pinta nuestras mejillas de un rojizo provocador puede ser atractivo, la piel sufre un maltrato por parte de la recreación vacacional. Para recuperar la salud de este importante órgano sigue estos sencillos tips:

Texto: Nicole Castillo.

  1. 1.       Cremas After-Sun:

Existen cremas especiales llamadas “After-Sun”, o después del sol, con la función específica de hidratar tu piel después de un largo día bajos los rayos UV. A diferencia de una crema hidratante, cuya única función es hidratar, estas cremas ayudan a reparar el daño celular, alivian la piel, previenen los signos del envejecimiento prematuro y algunos hasta ayudan a mantener el bronceado

2.       Peelings naturales:

Hechos con materiales tan extravagantes como los extractos de rosas, algas, sales del mar Muerto, aceites de cacao, de oro y de caviar; y tan comunes como la harina, el limón y el azúcar. Los peelings naturales y mascarillas exfoliantes son excelentes para eliminar las imperfecciones y exfoliar la piel. Algunos de los más comunes son lo de harina de maíz y limón, azúcar y aceite de oliva, yogur y sal marina, o de tomate y limón.

3.           Bloqueador:

El mejor tratamiento es el que empieza antes del sol. Prevé quemaduras y maltrato de la piel profundo aplicando bloqueador solar antes de empezar la rumba.  Elije un protector que proteja contra los rayos UVB y UVA del sol y con un Factor de Protección Solar (FPS) alto (al menos 30).

 La dermatóloga Michelle Herrera, de Medical Laser Center, recomienda mascarillas nutritivas, aceites, aloe vera, argan y colágeno para devolver a la piel la hidratación perdida. Además, exhorta realizarse envolturas. Las envolturas son tratamientos que hidratan profundamente la piel y consisten de dos pasos: primero se retiran las células muertas a través de una exfoliación y luego se agrega chocolate, cacao y aceite de karité.

 Es esencial que luego del tratamiento se hidraten tomando 8 vasos de agua diarios y que consuman alimentos ricos en betacarotenos como zanahorias, mangos, lechosa y auyama ya que estos contrarrestan los daños de la radiación ultravioleta luego de la exposición solar. Además, permite que perdure el bronceado por más tiempo.